Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Castellón
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Castellón - ABC
Tribunales

Catorce años de cárcel para un hombre que secuestró a sus excuñados para que su novia volviera con él

Una de las víctimas era menor de edad en el momento en el que se produjeron los hechos

VALENCIAActualizado:

La sala de lo civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha confirmado una sentencia de la sección segunda de la Audiencia de Castellón que condenó a un hombre a 14 años de prisión por secuestrar a dos hermanos de su exnovia, uno de ellos menor de edad, para que ésta volviese con él.

De esta forma, el alto tribunal desestima los recursos de apelación interpuestos por el condenado y otro acusado contra la sentencia que confirma. Dicha resolución condena a uno de los acusados a 14 años de prisión por dos detenciones ilegales, más seis meses de cárcel por amenazas leves, mientras que también condena a otro procesado a 12 meses de prisión por las detenciones ilegales.

La sentencia declaraba probado que el 23 de mayo de 2016 el acusado se trasladó junto a otro hombre también procesado en la furgoneta del último hasta Castellón para convencer a la que había sido su compañera sentimental para reanudar su relación.

Así, en las proximidades de la casa donde vive la familia de su expareja localizó a sus dos hermanos, de 18 y 16 años y, tras colocarse tras el menor, le puso un cuchillo en el cuello y les obligó a subir en la parte de atrás de la furgoneta. Momentos antes, el acusado había avisado al otro procesado para que los recogiera, presenciando éste cómo obligaba a subir a los chicos en la furgoneta y que tenía el cuchillo en el cuello del menor.

El acusado llamó por teléfono a la hermana de su expareja, a la que le dijo que entregaría a los chicos a cambio de su excompañera sentimental, la cual se puso al teléfono y le dijo que accedía y que se iría con él.

Tras saber que su expareja y la hermana de ésta estaban en Valencia, el procesado se dirigió con la furgoneta a esta ciudad, mientras le decía a su excompañera sentimental que no avisara a la Policía y que, si no volvía con él, mataría a sus hermanos.

Una vez en València, fueron a las inmediaciones de la estación de ferrocarril del Cabañal, donde habían quedado con las dos hermanas para realizar el intercambio. El acusado hizo una seña a las mujeres y la hermana de su expareja, ante el temor que les inspiraba, sacó un cuchillo pequeño que portaba, al tiempo que sus hermanos, para disuadirla, le manifestaron que el procesado portaba uno grande escondido entre sus ropas, por lo que tuvo lugar un incidente con gritos y lloros, que finalizó con la intervención de la Policía a la que previamente habían avisado las dos hermanas.

El acusado emprendió la huida, mientras que el otro procesado, que no estuvo presente en el encuentro, no fue hallado.