Imagen de Gonzalo Gortázar tomada este martes en la sede central de CaixaBank en Valencia - MIKEL PONCE
Economía

CaixaBank revierte una fuga «moderada» de depósitos tras la consulta ilegal del 1-O con su cambio de sede «definitivo»

La entidad asegura que su fortaleza «se mantendrá en cualquier escenario» al estar «bajo el paraguas de la zona euro»

VALENCIAActualizado:

La fuga de depósitos está controlada y revertida. El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha reconocido este martes que tras la celebración de la consulta ilegal del pasado 1 de octubre en Cataluña la entidad sufrió una salida de depósitos que ha calificado de «moderada» sin concretar las cifras, aunque ha logrado parar el impacto e incluso «revertirlo» tras la decisión de trasladar la sede social de Barcelona a Valencia.

De hecho, Gortázar ha expuesto que el banco ha recobrado la «senda del crecimiento» tras haber alcanzado al cierre del 30 de septiembre los mayores beneficios de su historia, con más de 1.488 millones de euros.

El máximo ejecutivo de CaixaBank ha explicado durante la presentación de resultados -que por primera vez se ha realizado en la capital del Turia- que a partir del referéndum ilegal del 1 de octubre el banco detectó entre su clientela "nervios e intranquilidad" que iban "al alza" y que por ello el máximo órgano de gobierno de la entidad acordó esa misma semana "por unanimidad" llevar la sede social a la capital valenciana.

De acuerdo con el consejero delegado, «la decisión se tomó para dejar fuera de cualquier duda a todas las personas que la fortaleza de CaixaBank se mantendrá en cualquier escenario y que estaremos siempre bajo el paraguas de la zona euro y bajo la supervisión del Banco Central Europeo (BCE)».

Con todo, ha evitado valorar directamente qué impacto puede suponer una eventual declaración de independencia o la aplicación del artículo 155 de la Constitución: «Ni especulamos con escenarios políticos ni queremos echar más leña al fuego».

Al respecto, Gortázar también ha admitido que en las últimas semanas se ha producido transferencias de depósitos a otras autonomías españolas. Una circunstancia que ha calificado de «innecesaria», ya que «los depósitos están seguros en Cataluña». Así, ha desvelado que él mismo tiene «todo mi patrimonio financiero» en una oficina de la entidad en la avenida de la Diagonal de Barcelona.

Imagen de la sede central de CaixaBank tomada este martes en Valencia
Imagen de la sede central de CaixaBank tomada este martes en Valencia-EFE

Con su cambio de sede, el banco garantiza que estará "en absoluta igualdad de condiciones" con otros competidores en España desde el punto de vista jurídico ante cualquier escenario político que se configure en Cataluña. Gonzalo Gortázar no ha cuantificado el impacto de la salida de depósitos por esta incertidumbre política, pero ha asegurado que esta situación "se ha revertido" y que CaixaBank sigue en estos momentos "con la senda del crecimiento".

«Esta retirada, que fue moderada, fue estabilizada con el cambio de sede y después revertida y ahora seguimos creciendo con comodidad y con los niveles de liquidez y crecimiento que siempre hemos tenido», según ha detallado.

«El llamamiento al boicot no ayuda a la convivencia»

Preguntado por la iniciativa de las entidades soberanistas, que instaron a retirar el dinero de los bancos que han trasladado su sede fuera de Cataluña, el máximo responsable ejecutivo de CaixaBank ha señalado que «el llamamiento al boicot no ayuda a la convivencia en Cataluña». De hecho, ha minimizado el impacto de este tipo de acciones y ha recordado que la entidad cuenta con una liquidez de 70.000 millones de euros.

Respecto al impacto del pulso soberanista en la crisis catalana, la entidad entiende que la actual «inestabilidad no es buena», pero ha expresado su «confianza en los gobernantes» para que este escenario no se prolongue en el tiempo, porque en ese caso podría acarrear un efecto «muy dañino».

Primera reunión del consejo de administración de Caixabank tras su salida de Cataluña00:58
Imagen de Gonzalo Gortázar tomada este martes en Valencia-MIKEL PONCE

A día de hoy, la entidad continúa incrementando su cuota de mercado en España, donde el 27% de los ciudadanos operan con CaixaBank como su banco principal. Hasta el 30 de septiembre, los recursos gestionados en todo el país se incrementaron en 11.346 millones de euros (un 3,7%).

De esa forma, y a pesar de un escenario financiero marcado por los tipos de interés negativos, hasta el cierre del tercer trimestre CiaxaBank está rubricando «el mejor año de su historia», marcado también por la incorporación a su cuenta de resultados del banco portugués BPI.

Cambio de sede definitivo

Gortázar ha dejado claro que el traslado del domicilio social y fiscal a Valencia no es provisional. De hecho, tanto el consejo de administración como la junta general de accionistas se reunirán de forma ordinaria en la capital del Turia, aunque ha descartado un traslado de empleados.

El ejecutivo ha subrayado que la entidad tomó esta medida para proteger los intereses de clientes, empleados y accionistas y que la decisión correspondió "única y exclusivamente" a la dirección del máximo órgano de gobierno del banco.

El consejero delegado ha explicado que la elección de la Comunidad Valenciana responde a un «voto de confianza» y ha valorado la «estabilidad» de la región a pesar de los postulados políticos que defienden dirigentes de Compromís. Gortázar ha recalcado que el banco cuenta con dos mil empleados y más de un millón de empleados en una autonomía de la que ha destacado su dinamismo económico y el liderazgo de «una gran empresa como Mercadona a la que siguen otras muchas».