Isabel Bonig, en su intervención el Debate de Política General este miércoles
Isabel Bonig, en su intervención el Debate de Política General este miércoles - ROBER SOLSONA
Debate de Política General

Bonig a Puig: «No pase a la historia por ser quien vendió esta bendita tierra a independentistas»

La portavoz del PP en las Cortes ha reprochado al Gobierno autonómico las promesas por cumplir, el aumento de la deuda pública o la «imposición» de lenguas durante el último año de mandato

VALENCIAActualizado:

La portavoz del PP en las Corts, Isabel Bonig, ha criticado que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, "promete más que habla" tras escuchar su intervención en el Debate de Política General, le ha acusado de falta de gestión y le ha pedido por favor que "no pase a la historia por ser el primer presidente de la Comunidad que vendió a esta bendita tierra a los nacionalistas independentistas de Compromís".

Bonig, que ha comenzado su discurso dando la enhorabuena a Puig por haber conseguido dar un discurso "aún más aburrido que el año pasado" hablando de una comunidad "imaginaria", ha lamentado que "su repertorio se limita a la repetición de tres ideas cansinas: responsabiliza al PP de todos los males de la humanidad, anuncia compromisos que no se materializan y no asume ninguna responsabilidad por su mala gestión".

La dirigente 'popular' ha recordado que en el debate de 2016 Puig asumió 54 compromisos y "ha cumplido 11", por lo que ha restado credibilidad a los anuncios hechos por el 'president', al que ha reprochado especialmente la falta de autocrítica y que trate a la sociedad "como un programa de Barrio Sésamo", culpando de los datos negativos a Madrid y atribuyendo los positivos a la gestión del Botànic.

"Dice la gente de ustedes que este gobierno no hace nada, y cuánta razón tienen", ha resaltado Bonig, que ha recordado a Puig que una "conjunción interplanetaria" le colocó en su sillón pero dos años más tarde hay medidas anunciadas que todavía no se han materializado y, además, la deuda ha aumentado en 4.000 millones, casi 9 millones al día, además de cuestionar la baja ejecución presupuestaria: "Venían a rescatar personas, pero el problema es que les gusta trabajar poco. Son un poquito vagos".

El año pasado, ha explicado, se dejaron de ejecutar 1.200 millones de los presupuestos, "lo mismo que reclaman de financiación al Gobierno", demostrando que solo venían a "hacer política con el sistema de financiación" en lugar de trabajar para solucionarlo.

«No es el momento de las camisetas»

En este sentido, ha recordado que "no es el momento de las camisetas ni las manifestaciones" y ha recordado que así se empezó en Cataluña en 2007, al grito de "España nos roba", para remarcar que "todo el independentismo busca la agitación, la propaganda y la excitación de masas" cuando lo que hay que hacer es apostar por el diálogo para reformar la financiación.

Por ello, le ha tendido la mano frente al "nacionalismo independentista de Compromís, que busca reacciones emocionales, tomar la calle, porque en el engaño pretenden conseguir lo que no consiguen en las urnas ni en la negociación". "Vertebre esta comunidad, nos apasiona esta Comunidad, no la venda ni a Cataluña ni a Compromís", ha reclamado.

Las lenguas «no se imponen»

Bonig ha incidido en que, por ejemplo, el Consell está siguiendo la hoja de ruta del nacionalismo catalán con el decreto de plurilingüismo, cuando las lenguas "no se imponen, se aprenden y se quieren". En este punto, ha lamentado que el conseller de Educación, Vicent Marzà, usara la expresión "anem lents perquè anem lluny" (vamos lentos porque vamos lejos) al defender el decreto-ley, un lema también usado por la CUP, ha resaltado. "¿Eso es lo que quiere?", ha preguntado a Puig.

También ha cuestionado si "no había más nombres" para la nueva radiotelevisión, À punt, que no estuvieran relacionados con el independentismo catalán, y precisamente sobre estos nuevos medios públicos, ha incidido en que desde el PP siempre han defendido que lo primero son las personas, al tiempo que ha cuestionado la presentación de su logo en el Botànic.

Bonig ha concluido su discurso mostrando tres imágenes que, según ha ironizado, "podrían ser tres camisetas" para resumir la gestión del Consell: una primera del CEIP Ciutat de Cremona en Alaquàs, que "sigue en barracones", una segunda sobre el Cabanyal, cuyos vecinos dicen estar ahora "abandonados" y otra de los extrabajadores de RTVV, que "dejaron de ser héroes cuando firmaron el finiquito". "Dicen que una imagen vale más que mil palabras y estas tres simbolizan lo que es su gobierno: engaño, incapacidad y decepción", ha zanjado.