Imagen de Camps tomada este jueves en el Senado
Imagen de Camps tomada este jueves en el Senado - EFE
Comisión en el Senado

El Bloc resta credibilidad al auto judicial que le implica en la misma trama de financiación del PSOE valenciano

El jefe de Gabinete del presidente del Parlamento se desvincula de supuestos pagos de empresas para sufragarr campañas electorales

VALENCIAActualizado:

El Bloc Nacionalista Valencià -el principal de los partidos que componen la coalición Compromís- ha negado este jueves en el Senado que haya habido una relación con empresas para financiar campañas electorales en la Comunitat Valenciana, según investigan hasta cuatro juzgados tras un informe policial que vincula al PSOE y el Bloc con una supuesta red de financiación ilegal con la agencia Crespo Gomar como nexo común. Hasta la fecha hay veintiséis imputados.

"No tenemos constancia, se ha invertido la carga de la prueba no podemos dar explicaciones de un hecho que no tenemos constancia que se haya producido, no nos corresponde", ha explicado Lluís Miquel Campos, actual jefe de Gabinete del presidente de Les Corts Valencianas, Enric Morera, aunque ahora está apartado de su empleo de forma cautelar, y responsable de la campaña del Bloc de 2007. Campos ha declarado ante la comisión de investigación de la financiación de los partidos de la Cámara Alta, en la que actúa en solitario el PP.

El exdirigente dell Bloc ha restado credibilidad al auto judicial que implica a su partido con una supuesta trama, al recordar que el caso parte de una denuncia anónima que aportó una serie de fotocopias. Según Campos, lo más relevante del auto es que se señala que el posible delito electoral ha prescrito.

En el careo con Campos, que ha transcurrido con un tono relajado, el portavoz del PP en la comisión, Luis Aznar, ha asegurado que el hecho de que el delito haya podido prescribir "no significa que no haya indicios" y ha recalcado que sí estamos ante un caso porque actualmente hay una investigación en marcha en cuatro juzgados.

"No somos parte del proceso no hemos tenido acceso porque no somos parte", ha defendido Campos, quien ha apuntando que las investigaciones se centran en administraciones gobernadas por el PSOE, como Ministerios.

"Nosotros no estábamos en esas administraciones ni teníamos capacidad de gestionar expedientes, así que nosotros difícilmente podemos aparecer en el caso", ha justificado Campos, quien ha defendido que ellos tienen constancia de todos los pagos de aquella campaña.

Antes de dar cuentas ante el Senado, Campos pidió un permiso no remunerado para dejar su puesto de forma temporal como jefe de Gabinete de Morera y centrarse en preparar su intervención.

En la sesión en el Senado, Campos ha estado acompañado por el propio Morera, y también ha participado el senador de Compromís, Carles Mulet, quien ha lamentado que tuviera que presentarse ante lo que ha tachado de "tribunal" cuando arrecian los casos de corrupción en el PP.