Política

Aznar reaparece con críticas a las políticas económicas del Gobierno de Rajoy

El expresidente del Ejecutivo apela a la necesidad de acometer reformas más allá de los pactos parlamentarios

Imagen de Aznar tomada este lunes en Valencia - MIKEL PONCE

José María Aznar ha reaparecido en público este lunes por primera vez desde que anunció el pasado 20 de diciembre su renuncia a la presidencia de honor del Partido Popular con críticas a las políticas económicas del Gobierno en un acto organizado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) en el que el expresidente del Ejecutivo no ha admitido preguntas de los medios de comunicación.

En su intervención ante la organización empresarial, Aznar ha alertado de que el principal desafío para la continuidad de la recuperación económica en España, además de factores externos como el repunte proteccionista o la subida del precio del petróleo, es la actual situación política interna.

Para el expresidente del Gobierno, la actual fragmentación parlamentaria y un gobierno en minoría son poco propicios para las reformas, pero ha añadido que «estabilidad y reformas no son una opción, sino un imperativo».

Según Aznar, el actual Ejecutivo debería profundizar en las reformas estructurales, a pesar de su minoría en el Congreso. Con todo, en su intervención, ha reconocido las «actuales limitaciones» de un Ejecutivo en minoría -después de cuatro años de mayoría absoluta--, por lo que ha apelado a la «responsabilidad» de las fuerzas políticas para llegar a pactos. A su juicio, el dilema de este tiempo «no puede ser el de elegir entre acuerdos o reformas» porque se necesitan «las dos para ensanchar con urgencia la parte productiva de la sociedad española».

En este sentido, ha advertido contra los «pactos a base de más compromiso de gasto, sin reformas de calado», y ha añadido que «todavía hay que cerrar el largo paréntesis electoral abierto en 2014».

Aznar se ha mostrado especialmente crítico con el incremento de la presión fiscal aprobado por el Gobierno: «No es bueno que se asiente la creencia de que la única forma de disminuir el déficit es subir los impuestos». A su juicio, «todo lo que se paga con deuda se paga más caro», porque «un déficit elevado nos hace más vulnerables, resta el crecimiento económico y no crea empleos más allá del ciclo».

En su análisis ante los empresarios valencianos -en el que no ha faltado una mención implícita a la que fuera alcaldesa de la ciudad Rita Barberá- Aznar ha recalcado que «impuestos altos, déficit y deuda son lo contrario del círculo virtuoso en que la economía española debe anclar su crecimiento».

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado que el expresidente Aznar no tiene ningún proyecto para fundar un nuevo partido al margen del Partido Popular como se ha especulado estos días y ha recalcado que la historia del PP no "se entiende" sin su aportación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios