Imagen de una de las sedes de Hacienda en Valencia
Imagen de una de las sedes de Hacienda en Valencia - ROBER SOLSONA
Tributos

El Ayuntamiento de Valencia no cobrará el impuesto de plusvalías provisionalmente

Aquellas personas que acrediten que no se ha producido un incremento del valor no tendrán que pagar

VALENCIAActualizado:

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha anunciado este jueves que el Ayuntamiento suspende de manera provisional el cobro del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como plusvalías, a aquellas personas que no han obtenido un beneficio en operaciones de compraventa.

Esta decisión, según se ha informado en nota de prensa, responde a una reciente sentencia del Tribunal Constitucional referida al territorio foral de Gipúzkoa que se hizo extensiva a todo el territorio estatal.

El alcalde ha explicado que el Gobierno Local esperaba esta decisión del Tribunal, "una decisión lógica -ha argumentado- ya que si no hay una base sobre la que gravar, no tiene sentido hacerlo".

La sentencia inicial declaraba inconstitucional una parte de las normas del impuesto, exactamente los casos en los que "no haya habido objetiva y realmente un incremento, sino una disminución del valor de los terrenos".

"A partir de hoy -ha anunciado el alcalde- aquellas personas que acrediten que no se ha producido un incremento del valor del terreno donde se ubica su inmueble no se les cobrará nada, hasta que el Gobierno nos dé instrucciones sobre cómo realizar a partir de ahora el proceso".

No obstante, Ribó ha exigido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, una compensación, después de denunciar la negligencia del Ministerio de Hacienda en este asunto, que "va a significar una importante pérdida de recursos para los municipios".

"Todo este problema es consecuencia de la dejadez de los diferentes ministros de Hacienda que, desde el año 1988 no han cumplido con la obligación de modificar la legislación estatal en un tema evidente desde el punto vista jurídico, dado que se trataba de un cobro absolutamente ilógico e injusto".

El presupuesto municipal de este año prevé un montante de 35 millones de euros de ingresos por este impuesto.

Imagen de archivo de Joan Ribó
Imagen de archivo de Joan Ribó- ROBER SOLSONA

"El Ministerio no ha cumplido con su responsabilidad de adaptar la norma la situación de crisis que hemos padecido, en la que el precio de los terrenos, en lugar de aumentar, ha decrecido", ha denunciado el primer edil.

Joan Ribó ha informado también sobre la decisión de redactar un nuevo planeamiento para el entorno del edificio de la antigua Tabacalera, que ubica actualmente parte de las dependencias municipales, y en el que se incluirá la reconstrucción de las naves laterales derribadas en su momento.

La decisión del Consistorio se ha hecho pública después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) haya emitido sentencia firme, refrendada por el Supremo, por la que anula la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el planeamiento y la permuta que dio lugar a la operación urbanística.

"Las cosas no se han hecho bien -ha asegurado el alcalde- se hicieron de manera muy ligera, y la situación real en que se ha dejado al Ayuntamiento es muy complicada".

Ribó ha tachado de "despropósitos" determinadas decisiones, como la referida al antigua fábrica de tabacos, tomadas en las anteriores legislaturas con gobiernos en manos del Partido Popular.

El alcalde ha asegurado que se va a buscar una solución urbanística para poder cumplir la sentencia y rehacer todo lo que se pueda.

"Hay cosas que, por desgracia, ya están destruidas, y se ha reedificado encima, pero todo aquello que podamos, lógicamente lo vamos a hacer", ha concluido.