Imagen de archivo de un pleno de las Cortes Valencianas
Imagen de archivo de un pleno de las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
Política

La ausencia de consellers en las Cortes Valencianas irrita a la mayoría de partidos

Cuatro titulares de departamento, además del presidente de la Generalitat, faltarán al último pleno ordinario del año

VALENCIAActualizado:

Priorizar las obligaciones parlamentarias de presidente y consellers fue un acuerdo que estableció la Generalitat en su relación con las Cortes Valencianas que en ocasiones no parece tenerse demasiado en cuenta. El pleno de los próximos días 29 y 30 de noviembre en el Parlamento autonómico es un ejemplo. A él fallarán los responsables de los departamentos de Educación (Vicent Marzà), Economía (Rafael Climent), Sanidad (Carmen Montón) y Justicia (Gabriela Bravo), además del propio Ximo Puig. Ausencias que han provocado duras críticas del PP y de Ciudadanos, pero también de Podemos e, incluso, del propio PSPV. El único partido que ha optado por un pronunciamiento más suave ha sido Compromís.

Con su falta, no será posible que la oposición les someta a las preguntas de control para fiscalizar su acción de Gobierno. En el caso del jefe del Consell, se debe a su viaje a Canadá -al que le acompañará el titular de Economía-, en el que se desplazará junto a una delegación empresarial encabezada por las Cámaras de Comercio de la Comunidad Valenciana. El objetivo es, según explicaron desde la Generalitat, dar apoyo a los empresarios valencianos que tienen o buscan iniciar relaciones comerciales en este país.

Mientras, el resto de consellers ha comunicado cuestiones de agenda para justificar su no asistencia. Al respecto, la portavoz adjunta del PP, Eva Ortiz, ha manifestado su queja por estas ausencias ya que ha remarcado que los plenos «están fijados con suficiente antelación y se sabe cuándo son las sesiones, por lo que pueden planificarse».

Ortiz ha hecho también referencia al caso de Rafael Climent, cuya falta a dos plenos ordinarios supone que no volverá a someterse a labor de control hasta febrero, cuando se retomen las sesiones debido a que las de diciembre se dedicarán únicamente a los Presupuestos.

«En el pleno de mañana debía responder a una pregunta y a una interpelación. La semana pasada ya se sabía y ahora nos dicen que tiene agenda y no estará en la interpelación, pero sí en la pregunta. Es un despropósito y roza la falta de seriedad y de responsabilidad de este Consell», ha señalado la diputada popular. Además, ha reprochado al titular de Economía su «incoherencia» por acompañar a Puig al viaje de Canadá, donde se abordará el acuerdo comercial con la Unión Europea, sobre el que votó en contra en las Cortes.

Sin preguntas

En la misma línea se ha pronunciado la síndica de Ciudadanos, Mari Carmen Sánchez, quien también ha manifestado su molestia porque no habrá sesión de control al presidente de la Generalitat y preguntas a cuatro consellers, lo que a su juicio «impide la labor de fiscalización de la oposición».

Pero estos partidos no han sido los únicos en mostrar su indignación. La portavoz adjunta de Podemos Fabiola Meco ha expresado igualmente el desacuerdo de su grupo, reprobando que no es la primera que se ausentan varios miembros del Gobierno autonómico de una sesión plenaria.

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha admitido que que le parecen «muy mal» estas ausencias, pues los consellers deben priorizar la actividad parlamentaria, aunque ha señalado que todos tienen motivos razonables y ha apuntado que también hace semanas que la portavoz del PP, Isabel Bonig, no asiste a la Junta de Portavoces.

Desde Compromís, su síndic, Fran Ferri, ha comentado que se trata de una «excepcionalidad» y ha considerado que debe tratarse de «una cuestión del final del año» en el que se acumulan los asuntos.