El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera
El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera - ROBER SOLSONA
Investigación judicial

El asesor del presidente de las Cortes Valencianas se aparta temporalmente por la financiación del Bloc

El partido concluye que no hubo delito electoral pese a que no aportan más que dos facturas de la campaña de 2007

VALENCIAActualizado:

Lluis Miquel Campos, jefe de Gabinete del presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, ha decidido apartarse temporalmente del cargo a raíz de la investigación judicial sobre la presunta financiación irregular del Bloc (partido mayoritario dentro de la coalición Compromís) y del PSPV-PSOE durante las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Según ha comunicado el partido, ha sido él mismo quien ha decidido pedir un permiso no retribuido para centrarse en «dar cuentas» en la comisión del Senado del próximo 24 de mayo en la que se tratará esta cuestión.

Campos fue el responsable de la campaña de ese año y era uno de los nombres que aparecía en la documentación aportada por el PP en una comisaría de Valencia que derivó en una investigación policial y, más tarde, judicial. Concretamente, se le mencionaba en un correo electrónico en el que, como publicó ABC, figuraba como destinatario de una factura de la constructora Metrovacesa.

Además de este movimiento, la ejecutiva del Bloc también ha aprobado el informe de la investigación interna que han llevado a cabo. En él concluyen que del análisis de la documentación disponible «no se han podido constatar irregularidades en la financiación de las campañas de 2007 y 2008», pero sí reconocen una «mala praxis organizativa y contable» en la relación contractual con la Crespo Gomar. La juez apunta a esta agencia como la encargada de la campaña de los socialistas y de los nacionalistas que habría facturado servicios a terceras empresas mediante la elaboración de facturas falsas.

El Bloc reconoce en su documento interno una falta de conservación de los presupuestos de campaña y de la «deficiente» custodia del resto de la documentación de gastos relativos a conceptos no electorales. Es decir, que no tienen las facturas.

En total, los trabajos encargados desde el Bloc a Crespo Gomar, según los datos que han transmitido, ascienden a 194.800 euros entre 2007 y 2008, de los cuales 74.800 corresponden a la campaña de 2007, 20.000 a la de 2008, y los otros 100.000 a gastos realizados fuera del período electoral.

Estas cifras, sin embargo, no han conseguido probarlas y reconocen que de 2007 únicamente han encontrado dos facturas por importe de 34.800 euros y 40.000 euros respectivamente con los conceptos de «trabajos de publicidad para las elecciones». En total, el coste de esa campaña ascendió a 494.605,30 euros, de los que 421.887,91 se pagaron en ese ejercicio, y 72.717,39 se liquidaron en el ejercicio posterior.

En la de 2008, se realiza, indican, otro pago a Crespo Gomar de 20.000 euros a la empresa con el concepto «pago de deuda de las elecciones», y los otros 100.000 euros corresponden a otros servicios realizados fuera de período electoral.

Sobre todos estos pagos, aseguran que «sí figuran pagados en su totalidad y justificados documentalmente en la contabilidad interna del Bloc», pero no aportan las facturas. Tampoco algunas de las más llamativas, como las relacionadas con la campaña «Adéu PP» o el alquiler de una avioneta que sí se encuentran entre las que ha investigado el juzgado.

Además, añaden que el análisis de la contabilidad electoral de 2007 corresponde a los números presentados en su día al Tribunal de Cuentas.

En la investigación que ha realizado el Bloc se ha utilizado información de los archivos físicos de 2007, así como de otros años; los archivos informáticos; las copias de seguridad realizadas ese año y en los anteriores y posteriores; y la hemeroteca.