Nathaly Salazar, desaparecida en Cuzco (Perú) desde el 2 de enero - ABC
Sucesos

La angustiosa carta de la familia de Nathaly Salazar: «La mataron, y el tiempo juega en nuestra contra»

La hermana de la chica desaparecida en Perú indica que la Policía baraja la hipótesis de la violación y el robo, y cree que los detenidos enterraron el cuerpo en la montaña

VALENCIAActualizado:

«La muerte Nathaly no se debió a un accidente, sino que realmente la mataron». Son las palabras de Tamara Salazar, hermana de la joven española de origen ecuatoriano desaparecida en Cuzco (Perú) el pasado 2 de enero. La familia sigue con la angustiosa búsqueda del cuerpo de la joven, sin por ahora tener más pistas que las declaraciones de los dos detenidos por su muerte, Jainor Huilca -de 19 años- y Luzgardo Pillco -de 21 años-, ambos monitores de tirolina en la localidad peruana en la que fue vista por última vez Nathaly.

Este lunes, 12 de febrero, Tamara Salazar ha enviado una carta a los medios de comunicación en la que asegura, «tras la realización de dos reconstrucciones de los hechos del posible accidente declarado por los dos implicados detenidos» que la familia está convencida de que la mataron. También advierte de que la hipótesis que baraja la Policía Nacional Peruana es «la violación y el robo» y que está «casi segura» de que el cuerpo de Nathaly Salazar «no se encuentra en el río, sino enterrado en la montaña». Esta última hipótesis contradice la versión de los detenidos, que declararon que lanzaron el cadáver al río después de que la joven sufriera un accidente de tirolina para, según ellos, proteger el negocio, que era ilegal y carecía de medidas de seguridad.

Las palabras de Tamara Salazar son desgarradoras. La familia siente cada día que se escapa y las búsquedas no dan la información que necesitan para hallar el cuerpo de Nathaly: «El tiempo juega en nuestra en nuestra contra (...) Si no encontramos el cuerpo de mi hermana la condena a la que se enfrentan estas dos personas implicadas será la mínima, e incluso cabe la posibilidad de que salgan libres después de terminar el período de prisión preventiva de 9 meses», explica en la carta.

Por ello, piden que les apoyen y les ayuden a obtener una mayor implicación de las instituciones peruanas en la búsqueda de Nathaly Salazar, «no solo con efectivos de búsqueda de los diferentes organismos peruanos, sino también con medios económicos», explica, «para poder hacer frente al traslado y comida de todos los voluntarios» que ayudan cada día, y respaldar a organizaciones sin ánimo de lucro que dan el respaldo a la causa, como es la Cruz Roja de Cuzco.

«Mi familia y todos sus amigos estamos viviendo una pesadilla, y nosotros desde España nos sentimos impotentes y sin poder hacer nada», lamenta la hermana.

Así termina su escrito, con un «grito» por que la muerte de Nathaly Salazar no sea en balde y ayude a cambiar la sociedad:

Quiero resaltar que no solo estamos luchando por Nathaly Salazar Ayala, también luchamos por todos aquellos desaparecidos que salieron un día en los medios de comunicación o incluso que nunca llegaron a salir, para después pasar a ser una noticia más o incluso ni eso, pasándose a sumarse a la gran lista de desparecidos o a ser uno más de los casos de muerte por agresión sexual del Perú. Lucho porque los peruanos alcen su voz y exijan a las autoridades peruanas una mayor seguridad para ellos y para todos los turista, lucho porque en los medios de comunicación peruanos las desapariciones y agresiones sexuales no sean una notica más del día a día, que casos como el de Nathaly o de la niña Jimena, entre muchos otros, no vuelvan a suceder. Luchamos porque cambie el país, y que la muertes de todas estas personas, entre ellas la de mi hermana, no sean en vano, y sirvan para cambiar una sociedad en la que las desapariciones y las agresiones sexuales están a la orden del día.