Imagen de los líderes del tripartito que gobierna Alicante
Imagen de los líderes del tripartito que gobierna Alicante - JUAN CARLOS SOLER

AlicanteLos socios de Echávarri le acusan despedir de forma «injustificada» a la cuñada de un edil del PP

Guanyar y Compromís se desmarcan de la decisión del alcalde

ALICANTEActualizado:

Nueva crisis en el tripartito que gobierna el Ayuntamiento de Alicante. El portavoz de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, y su homólogo de Compromís, Natxo Bellido, se han desmarcado de la decisión del alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, de despedir a una funcionaria interina familiar del líder del PP municipal, Luis Barcala.

Según han explicado Pavón y Bellido en declaraciones a los periodistas, Alcaldía no hizo partícipes de esta medida a ninguno de sus dos socios de gobierno y han manifestado que no comparten esta decisión.

La funcionaria afectada trabajaba en el área de Cultura que dirige el edil Daniel Simón (Guanyar Alacant) y, según ha asegurado Pavón, "hacía su trabajo correctamente", por lo que, a su juicio, la decisión de despedirla "no está justificada".

"No sabemos si está vinculada o no a la denuncia del PP (contra Echávarri por presunta prevaricación administrativa en un supuesto fraccionamiento de contratos del área de Comercio), pero nos parecería muy grave si fuera así", ha aseverado.

Por su parte, Bellido ha incidido en que no tenían constancia de que se fuera a adoptar esta medida y ha anunciado que pedirán explicaciones del por qué se ha llevado a cabo.

"Entendemos que tienen que haber unas motivaciones que tengan que ver con el trabajo de esta persona. No puede haber otras motivaciones que no vayan por ahí", ha advertido.

Si bien ha reconocido que Simón también le ha comunicado que no había motivación para tal despido.

"Si en legislaturas anteriores se hacían las cosas de una manera, nosotros hemos venido aquí, precisamente, para hacerlas de forma diferente, no igual", ha resaltado.

Tanto Bellido como Pavón han reconocido que el Ayuntamiento de Alicante dispone de una plantilla de funcionarios interinos más abultada de lo habitual, pero que esta reforma, en cualquier caso, debe adoptarse en el seno de una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

Por su parte, el portavoz popular, Luis Barcala, ha considerado que "no hay otra explicación" más allá de la venganza personal de Echávarri contra su persona y ha agradecido las palabras de apoyo de los líderes de Guanyar y Compromís.

Barcala ha tachado la decisión de "arbitraria e injustificada", y ha remarcado que supone "un abuso de poder" por parte del primer edil de Alicante.

El portavoz popular ha asegurado que la afectada "defenderá sus derechos" y que desde su partido valorarán "las consecuencias" que esta forma de actuar podría acarrear.

"Probablemente tendrá que dar las explicaciones de otra forma y en otro sitio", ha advertido Barcala cuando se le ha preguntado sobre si le ha interpelado esta mañana cuando ambos dirigentes han coincidido en la comisión para la instalación de Ikea en la ciudad.

Ha señalado que "el alcalde no es el dueño de este corral" y que lo que está demostrando, en su opinión, es "no estar a la altura de su cargo" y ser una persona "indigna".