Alicante Una operación antidroga termina con arresto de un fugitivo huido hace cuatro años

El detenido había eludido la justicia haciendo uso de la identidad de una tercera persona

Imagen de un agente con la pistola incautada al fugitivo
Imagen de un agente con la pistola incautada al fugitivo - POLICÍA

Una operación policial para desmantelar un punto de venta de droga en Alicante se ha saldado con la detención de un joven de 31 años que se encontraba huido de la justicia desde hacía 4 años, ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana.

El detenido tenía en vigor dieciséis reclamaciones judiciales y en dos de ellas se ordenaba su ingreso inmediato en prisión.

El fugitivo había eludido la acción de la justicia haciendo uso de la identidad de una tercera persona.

Se identificaba de manera habitual con el Documento Nacional de Identidad del otro sujeto, llegando incluso a registrarse en un gimnasio con la identidad usurpada.

La investigación en torno al sujeto comenzó en el marco de operación para desarticular un punto negro de venta de droga en la zona norte de Alicante, debido a que los investigadores tenían conocimiento sobre un sujeto que podría estar dedicándose a la venta de cocaína a pequeña escala en la ciudad.

El presunto traficante objeto de investigación se trataba de un fugitivo que acumulaba en su historial 16 búsquedas judiciales por parte los juzgados de Alicante, Elda, Alzira y San Vicente del Raspeig.

Estos requerimientos se acumulaban por varios delitos contra la seguridad del tráfico, como circular sin permiso o conducción temeraria, malos tratos en el ámbito familiar, abandono de familia o robos con fuerza.

Finalmente el pasado jueves, día 16 de marzo fue cuando se estableció un dispositivo en torno al detenido que culminó con su arresto y el de su pareja, una mujer de 31 años de edad.

Al joven se le imputan los delitos de usurpación de identidad y tráfico de drogas, además de 14 órdenes de detención y dos mandamientos de ingreso en prisión, mientras que a su pareja únicamente un delito contra la salud pública.

Cuando los agentes llevaron a cabo el registro en el domicilio de la pareja encontraron escondida una pistola 9 milímetros con 23 cartuchos y dos cargadores, por lo que también se incluyó en su detención un delito de tenencia ilícita de armas.

Toda la actualidad en portada

comentarios