Joaquín Selma, con el nuevo aceite de lujo «Selma Millenary Olive Oil»
Joaquín Selma, con el nuevo aceite de lujo «Selma Millenary Olive Oil» - ABC
Gastronomía

Alicante lanza un aceite de oliva de lujo para conquistar el mercado gourmet

La italiana Mónica Armani ha creado el diseño de la botella y asistirá al acto

ALICANTEActualizado:

Selma Millenary Olive Oil” es el nombre comercial de un nuevo aceite de lujo que, desde Alicante, se plantea conquistar el mundo del mercado gourmet internacional. Se trata de un aceite de oliva virgen extra, de calidad superior, envasado en la Almazara San Vicente de Villacarrillo (Jaén), y administrado, empaquetado y comercializado desde su oficina central y almacenes sitos en Guardamar del Segura y San Fulgencio (Alicante) por la firma “Hacienda Cruz de Galindo”, presidida por el empresario alicantino Joaquín Selma Ortiz. La presentación en sociedad de este nuevo producto culinario de lujo será el próximo viernes, 1 de junio, previa invitación, en los salones del Hotel Meliá de Alicante, acto al que acudirá la diseñadora del la botella: la archiconocida Mónica Armani.

El mercado internacional demanda aceites de oliva de calidad, sobre todo la variedad Virgen Extra, asociado a la industria de productos premiumpara los clientes más exigentes. Es la industria que en términos culinarios podemos asociar al lujo, entendido en los términos que plantea el Círculo Fortuny, asociación española de empresas e industrias de alta gama, que considera que la palabra lujo debería estar relacionada con “algo singular, donde participe la emoción, que busque de alguna manera la cultura y que de la sensación de ser algo irrepetible”.

La provincia de Jaén es el productor del 40% del aceite nacional, y suma en torno al 20% del aceite de oliva del mundo, lo que la coloca como referencia mundial del sector, máxime si tenemos en cuenta que el 95% del aceite que produce es de la variedad picual, de grandes propiedades, reconocidas características sensoriales y marcada personalidad, gran longevidad -lo que la hace especialmente adecuada para la exportación- y resistencia a la temperatura y la fritura.

Visión de futuro desde Alicante

Y una empresa con visión y estrategia global, con sede social y fiscal en Alicante, ha unificado la materia prima básica procedente de Jaén, el diseño y botella de cristal de Italia, envases de hojalata de Andalucía y serigrafía de Ibi, para dar forma a un producto de alta calidad cuyo destino será el mercado español y el del resto de Europa, Asia, Norteamérica y países árabes.

Selma Millenary Olive Oil trabaja con cuatro tipos de aceite de oliva virgen extra (AOVE): Gran Selección (aceituna verde temprana recolectada durante el mes de octubre y envasado en botella de cristal de medio litro), Selección (media maduración, recolectada durante el mes de noviembre, también en botella de cristal de medio litro), Orgánico (Ecológico en formatocristal de medio litro, libre 100% de pesticidas y abonos químicos, lo que garantiza la pureza y calidad del aceite), y Maduración completa (última cosecha, en lata de 5 litros).

«Selma Millenary Olive Oil»
«Selma Millenary Olive Oil»- ABC

Así contempla el servicio completo, con una presentación excelente y de diseño, canales específicos de comercialización e imagen de marca, con el convencimiento de que la presentación, el diseño del envase, los elementos complementarios y el packaging, son también de gran relevancia en el producto.

Para ello se ha contado con Mónica Armani, arquitecta y diseñadora italiana reconocida internacionalmente, que ha diseñado tanto el formato de la botella como otros elementos complementarios del “pack del gourmet”, y con José Alberto Pindado, encargado del diseño de la marca y la etiqueta.

“Selma Millenary Olive Oil” trata de cubrir un hueco específico en el mercado del aceite para consumo humano de muy alta calidad. “Estamos convencidos de que para competir con ciertas garantías en mercados internacionales es necesario aumentar el tamaño de nuestras empresas o, al menos, establecer criterios claros de colaboración, sinergias entre compañías alicantinas, de las que “Hacienda Cruz de Galindo” siempre será un impulsor”, señala Joaquín Selma.

Lanzamiento en equipo

Este criterio lo comparten los colaboradores que acompañarán al nuevo aceite, que han querido contribuir con sus productos y servicios excelentes al acto de presentación, “convencidos de que en mercados globales debemos trabajar con planeamientos también globales, aprovechando sinergias entre empresas con productos y servicios complementarios que faciliten la llegada a clientes que de otra forma resultarían inaccesibles”, apunta Selma.

Entre esas firmas destacan SPEND IN, Caviar Ríofrío, Vino Viña Salceda de Bodegas Chivite, Cerveza Ambar, Champán Tattinger, Ginebra Nordés o Jamón 5J, marcas muy reconocidas, asociadas también al mercado gourmet, que participarán el día 1 en la degustación de sus productos junto con los aceites Selma Millenary Olive Oil.

Joaquín Selma

Este empresario alicantino empezó en la industria del calzado y, dentro del mismo grupo, en un proceso de diversificación no relacionada muy profundo, desarrolló una empresa de transformados vegetales que tal vez se adelantó a su tiempo, cuando los clientes aún no sentían la necesidad de productos de alta calidad.

Tras esta etapa, pasó a la industria del automóvil y de aquí a la que aún hoy constituye el núcleo de su actividad profesional: el mueble, con dos líneas de trabajo: por una parte, en colaboración con el Corte Inglés, el amueblamiento de grandes proyectos (hoteles, centros médicos, etc.); y por otra como delegado para España, Portugal y Andorra de B&B Italia, la firma que hoy marca la moda en el sector del mueble en el mundo.

“Selma Millenary Olive Oil”, señala el empresario, “es la concreción de un proyecto sobre el que venía trabajando desde hace algunos años. Y no se trata de una propuesta empresarial divergente con mi trayectoria anterior”.

Efectivamente, el aceite de oliva virgen extra de alta calidad es diferente del mueble de alto nivel, “pero hace ya mucho tiempo que entendí que en la empresa el objetivo, el negocio, nunca es el producto, sino el cliente, de manera que el producto es solo el medio para satisfacer la expectativa del cliente en áreas de interés que pueden ser muy diferentes”.