El director general de Hidraqua, Francisco Bartual, y el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, en la presentación del 120 aniversario de Aguas de Alicante
El director general de Hidraqua, Francisco Bartual, y el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, en la presentación del 120 aniversario de Aguas de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Servicios públicos

Aguas de Alicante celebra su 120 aniversario con más de 70 actividades y cifras récord de ahorro hídrico

El consumo medio por persona en la ciudad ha bajado a la mitad en dos décadas y las fugas en la red se han reducido un 5%

ALICANTEActualizado:

La compañía mixta Aguas de Alicante ha organizado para este año en que se cumple el 120 aniversario de su fundación más de 70 actividades sociales, de divulgación medioambiental y sobre tecnología, todas relacionadas con el suministro. En el momento de hacer balance con la perspectiva de los últimos tiempos, esta efemérides también permite constatar unas cifras récord de ahorro de los recursos hídricos.

El programa de actos incluye la media maratón prevista para abril, que será presentada el próximo día 13, y en septiembre se anunciará una serie de iniciativas especiales para el último trimestre del año, con el foco de atención puesto en el Museo del Agua.

En cuanto a los datos, el director general de Hidraqua, Francisco Bartual, ha destacado que se ha reducido en más de la mitad el consumo diario de agua por persona, de los 240 litros en 1999 a los 104 actuales, contando tanto el gasto doméstico en los hogares como en las industrias, lo que «demuestra que el ciudadano alicantino es responsable y respetuoso con el consumo», a su juicio.

Además, la eficiencia en la gestión del suministro conseguida en la red alcanza desde hace una década el 95%, es decir, que se produce un 5% de pérdidas o fugas, cinco puntos porcentuales menos que tiempo atrás.

Inversión de 25 millones

Para mantener estos niveles, la empresa participada por Hidraqua y por el Ayuntamiento de Alicante prevé un plan plurianual de 25 millones de euros en renovación de conducciones e instalaciones, en la línea de un gasto de mantenimiento que asciende a unos cinco millones al año.

«No hay ningún problema de suministro, y no lo va a haber», ha garantizado Bartual, acerca de la situación de sequía, gracias a la gestión planificada de Aguas de Alicante, ya que «se ha cubierto cualquier problemática de escasez de recursos».

A diario se realizan, como marca la ley, «miles de controles analíticos» para asegurar la calidad del suministro, así como otros no obligatorios de vigilancia de la legionela, de la radioactividad del agua y otros aspectos.

Aguas de Alicante abastece normalmente a unos 120.000 clientes, pero en momentos puntuales de la temporada estival, se alcanzan cerca de 600.000 habitantes sumando todas las localidades a las que se suministra: Alicante, Petrer, Monforte del Cid, Sant Joan d'Alacant y El Campello. Una progresión notable, desde que arrancó su actividad abasteciendo a la capital desde Sax, en 1898.

Por el momento, no está prevista una subida de tarifas, aunque el coste del agua en origen, en la Mancomunidad de Canales del Taibilla (Murcia) se ha incrementado en los últimos meses debido a que se recurre a más agua desalada -un 30% del caudal- al no haber trasvases Tajo-Segura

Por su parte, el alcalde, Gabriel Echávarri, como presidente del Consejo de Administración de Aguas de Alicante, ha puesto de relieve durante el acto de presentación del 120 aniversario de la compañía, que el agua aquí es «más barata que en ciudades donde llueve 300 días al año», ya que en zonas del norte de España tienen «un abastecimiento gratuito por lluvia» y, sin embargo, el coste en el recibo para el ciudadano es más caro, por la gestión que se realiza. Sin contar el programa social por el que se ayuda a familias alicantinas con dificultades económicas a costear su suministro.

También ha resaltado que, en tiempos en los que se habla de revertir servicios públicos con participación privada a los municipios, Aguas de Alicante es un ejemplo y modelo de empresa mixta alabado incluso en Francia.