Ley de Memoria Histórica A 352 euros por calle: el informe del cambio de nombres en Valencia ha costado 18.000 euros

El PP denuncia el coste para las arcas públicas y reclama ayudas para los vecinos y comercios afectados

Imagen de la actual calle General Urrutia
Imagen de la actual calle General Urrutia - MIKEL PONCE

El Partido Popular ha denunciado que el estudio de la Universitat de València en el que se ha basado el Ayuntamiento para establecer los cambios de nombre de 51 calles ha costado 18.000 euros (352 de media) a las arcas públicas.

Al respeco, el concejal del grupo popular en el Ayuntamiento de València Alfonso Novo ha adelantado que su grupo propondrá en la Comisión de Hacienda que, igual que con las comisiones falleras, el consistorio "asuma los costes económicos que generará a los vecinos, comerciantes y profesionales los cambios de las direcciones de sus domicilios y lugares de trabajo" con la modificación de nombres para eliminar aquellas relacionadas con el franquismo.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, ha defendido que los cambios propuestos "no son arbitrarios sino que se basan en informes serios y objetivos de expertos de la Universitat, realizados con criterios académicos, científicos y profesionales, que son los que han de regir".

Ha destacado haber actuado "con mucha más lentitud que en otras ciudades españolas como Madrid o Alicante porque siempre nos hemos basado en los informes de la Universitat de València, es decir, que se cumple la Ley de Memoria Histórica pero en virtud del estudio histórico de tipo técnico y el informe legal".

Mientras, el PP presentará una moción alternativa a la propuesta del cambio de nombre de 50 calles y plazas que irá este jueves a la Comisión de Desarrollo Humano y Cultura.

[Estas son las 51 calles que cambiarán de nombre en Valencia]

Su alternativa, ha detallado Novo, "planteará la necesidad de que el servicio municipal correspondiente emita un informe técnico respecto de si el cambio de denominación de una de las calles y plazas es estrictamente necesario para dar efectivo cumplimiento a lo dispuesto por la Ley de Memoria Histórica".

Asimismo, ha continuado el concejal, van a pedir que el servicio municipal correspondiente emita un informe técnico sobre cada una de las personas cuyo nombre se propone para la nueva denominación de las calles y plazas afectadas "para conocer si su trayectoria artística, cultural, científica y profesional le hacen merecedor de esta distinción".

Novo ha explicado que si finalmente se aprueba el cambio de nombre en la comisión su grupo presentará en el próximo pleno del municipal una moción para paralizar una medida "que el gobierno municipal pretende adoptar con un procedimiento que en muchos casos no está debidamente justificado".

"En el informe de la universidad, que le ha costado a los valencianos 18.000 euros, no solo llama la atención que en algunos casos no estén documentadas las causas que motivan el cambio, sino que tampoco recoge un estudio histórico, cultural o social sobre los méritos que han hecho algunas de los personas que van ser reconocidas ahora con el nombre de alguna calle o plaza", ha criticado.

Ha indicado que "la Guerra Civil fue una contienda sangrienta entre los españoles y después de 78 años desde su fin, hemos logrado superar este episodio negro y transformarnos en una nación unida con una democracia fuerte". Por ello, ha criticado "el deseo de Ribó de situar a los ciudadanos en un bando u otro, dice muy poco de un político que debería estar centrado en procurar el bienestar y concordia de los valencianos y no en enfrentarlos".

Toda la actualidad en portada

comentarios