Las urnas blancas del referéndum del 1-O son un símbolo del independentismo
Las urnas blancas del referéndum del 1-O son un símbolo del independentismo - EFE

Quim Torra sugiere que el 1-O sea «festivo nacional» en Cataluña

La idea nace de una propuesta de la Assemblea Nacional Catalana inspirada por la decisión de un pequeño ayuntamiento barcelonés

BARCELONAActualizado:

El independentismo, siempre sediento de momentos «históricos» lleva meses mitificando una fecha en el calendario: el 1 de octubre. Más conocido como «1-O», el día en el que se celebró el referéndum independentista organizado por el Ejecutivo de Carles Puigdemont se podría acabar convirtiendo en una diada oficial y regulada. Así lo pretende la otrora todopoderosa ANC, que ha convencido a Quim Torra.

Así las cosas, el nuevo presidente de la Generalitat respondió hoy a un tuit de la Assemblea Nacional Catalana en la que la entidad resaltaba que el día del referéndum ilegal fue «un punto de no retorno» en el camino de la independencia. En este sentido, la organización celebró que Ayuntamientos de localidades como Seva (Barcelona) de fijar en el calendario el primero de octubre como festividad local y exigió al «President» que siguiera el ejemplo.

La respuesta de Torra no se ha hecho esperar y esta noche, de madrugada, ha utilizado su cuenta oficial de Twitter para mostrarse dispuesto a estudiar la iniciativa. «Parece una propuesta muy razonable, gracias», señaló en su respuesta a la entidad independentista. Asimismo, Torra se dedicó durante todo el día de ayer a rebotar mensajes en lso que otros líderes secesionistas valoraban la propuesta.

La «diada» histórica

Actualmente, Cataluña celebra su «diada nacional» el 11 de septiembre, fecha en la que se conmemora el acontecimiento histórico en el que Barcelona, con un ejército defensor del archiduque Carlos de Austria capituló ante las tropas de Felipe V de Borbón durante la Guerra de Sucesión Española en 1714. Como consecuencia de la victoria borbónica se abolieron las instituciones catalanas tras la promulgación del Decreto de Nueva Planta, en 1716.