Lluís Llach saluda a Puigdemont en el Parlament
Lluís Llach saluda a Puigdemont en el Parlament - INÉS BAUCELLS

Puigdemont defiende a Llach y llama ignorantes a los que le acusan de proferir amenazas

Los diputados de Junts pel Sí aplauden de pie a Lluís Llach, después de que el presidente de la Generalitat le defienda

BARCELONAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este miércoles, sin matices, al diputado de Junts pel Sí (JpS) en el Parlamento de Cataluña Lluís Llach, después de que se hicieran públicas unas declaraciones de este en las que asegura que se sancionará a los funcionarios que no cumplan las leyes secesionsitas.

Durante la sesión de control al presidente autonómico, Puigdemont ha tildado de injustos e ignorantes a los que acusan a Llach de coacciones, y ha remarcado que la biografía del cantautor acredita que fue víctima de "censura, detención, prohibición y exilio" durante el franquismo, una intervención que ha acabado con una fuerte ovación a Llach de todo el grupo de JpS en pie. Y la queja del PP, que no ha sido atendida por la presidenta de la cámara.

"Vergonzoso"

Puigdemont ha protagonizado el momento de mayor tensión durante su intercambio de pareceres con el líder del PP, Xavier García Albiol, quien le ha pedido que "desautorice" a Llach "si no comparte las amenazas a los funcionarios". Mientras que Inés Arrimadas, líder de la oposición y Ciudadanos, ha considerado "vergonzoso" que el presidente catalán "aplauda" las palabras del cantautor. Miquel Iceta, por su parte, ha pedido que desde la Generalitat no se amenace a los funcionarios y al resto de ciudadanos.

"Intentar presentar a Llach como alguien que amenaza, que coacciona, no sólo es injusto, es ignorancia. Si algo puede acreditar la biografía de Llach es que él precisamente ha sido víctima de censura, detención, prohibición, exilio, por gente que en el momento en que comenzaron su carrera política gobernaba Franco y cuando la acabaron eran diputados de su grupo político, como Rodolfo Martín Villa", ha respondido Puigdemont a Albiol.

Esta intervención ha tenido respuesta por parte de todos los diputados autonómicos de JpS (PDECat y ERC) aplaudiendo puestos en pie y mirando a Llach, que ha permanecido sentado en su escaño con una sonrisa en su rostro.

Albiol, por su parte, ha pedido la palabra, Carme Forcadell, presidenta del Parlamento de Cataluña, para protestar por la acusación a su grupo parlamentario pero esta le ha negado la palabra señalándole que ya había agotado su tiempo.

El presidente autonómico no ha aclarado si la Generalitat tiene previsto sancionar a los trabajadores públicos que no apliquen las llamadas leyes de desconexión, si bien tampoco ha negado que lo harán, pese a la insistencia en las preguntas de Albiol y Arrimadas. Puigdemont ha zanjado que las leyes del Parlamento de Cataluña se tienen que "cumplir".

Agasajos de Forcadell, Junqueras, Romeva...

Poco antes de la sesión parlamentaria, Forcadell se ha acercado a Llach para abrazarle y mostrar, así, públicamente y ante las cámaras de los periodistas su apoyo al diputado autonómico.

Poco antes de este abrazo, Llach también ha recibido muestras de cariño por parte de Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, y de otros consejeros, como Raül Romeva, Josep Rull o Antoni Comín.