Imagen de la manifestación en Gerona
Imagen de la manifestación en Gerona - ABC

Protestas en Gerona para evitar que cambien el nombre a la plaza de la Constitución

Cientos de personas se manifiestan para impedir que los independentistas bauticen el espacio como «Plaza del 1 de octubre»

«Sustituir un nombre por otro provoca brechas y conflictos en un espacio urbano», advierte un manifiesto ciudadano

BARCELONAActualizado:

Unas 300 personas se concentraron este domingo ante el Ayuntamiento de Gerona para pedir que se mantenga el nombre de la plaza Constitución, que el gobierno municipal independentista quiere sustituir por el de «1 de octubre» en un pleno ordinario que se celebrará hoy.

La manifestación llevaba el sello de entidades y colectivos ciudadanos como «Girona somos todos» o «La Constitución es democracia» y buscaba apelar a la sensatez de la alcaldesa de la ciudad -la neoconvergente Marta Madrenas- para evitar que se modifique el nombre de la plaza donde se encuentra la subdelegación del Gobierno en Gerona.

«Sustituir un nombre por otro, una idea por otra, una persona por otra, provoca brechas y conflictos en un espacio urbano en el cual, por tradición e historia, tiene que haber convivencia y libertad», advirtieron los organizadores de la protesta que pretendieron darle a la movilización una vocación «transversal y de integración» en favor de los espacios públicos.

Los concentrados advirtieron que la sustitución del nombre de una plaza ha de producirse solo cuando el consenso sea «rotundo» entre ciudadanos y vecinos, situación que no se produce con este caso. El acto contó con la participación de concejales de la ciudad del expresidente cesado Carles Puigdemont, entre ellos la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Gerona, Concepció Veray, o diversos ediles del PSC y de Ciudadanos.

Las plazas «1-O» proliferan

Desde la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre muchas localidades catalanas -especialmente aquellas gobernadas por ERC o el PDECat- han rebautizado plazas y calles parar «honrar» ese día. Así, pueblos y ciudades como Aiguablava (Gerona), Tortosa (Tarragona) o Collbató (Barcelona) ya lo han hecho. Asimismo, en Barcelona hay una iniciativa popular para exigir a la alcaldesa Ada Colau que cambie el nombre de la plaza España y lo sustituya por plaza 1-O.