Rafael Arenas, en 2015, cuando era presidente de Societat Civil Catalana - INÉS BAUCELLS | Vídeo: Así se reparten los escaños en Cataluña (ABC)

Proponen una reforma en el reparto de escaños para que «el voto de cada catalán valga lo mismo, resida donde resida»

La propuesta, a iniciativa de Rafael Arenas, supondría que el secesionismo perdería la mayoría en el Parlamento de Cataluña

BARCELONAActualizado:

«La discriminación que sufrimos los barceloneses en las elecciones autonómicas es clara. El voto de un residente en Barcelona vale menos de la mitad del voto de un residente en Lérida y también mucho menos que los votos emitidos en Gerona o Tarragona».

Con este argumento, Rafael Arenas, expresidente de Societat Civil Catalana y catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), ha presentado a los líderes de Cs, del PSC, de CatComú-Podem y del PP una propuesta de reforma normativa para «que el voto de cada catalán valga lo mismo, resida donde resida» en las elecciones autonómicas.

La petición, subida este jueves a la plataforma Change.org, ha conseguido el apoyo de más de 500 personas en apenas unas horas y propone un cambio estatutario, ya que es a través de una disposición transitoria recogida en el Estatuto de 1979 por la que se reparten los escaños provinciales.

Barcelona, de 85 a 100 escaños

Actualmente, Barcelona reparte 85 de los 135 escaños que componen el Parlamento de Cataluña; Tarragona reparte 18; Gerona, 17; y Lérida, 15. La distribución entre población y diputados queda ahora mismo así: Barcelona, un diputado cada 64.895 habitantes; Tarragona, un diputado cada 44.034 habitantes; Gerona, un diputado cada 43.561 habitantes; y Lérida, un diputado cada 29.435 habitantes.

Sin embargo, Arenas propone que los electores de la provincia de Barcelona designen a 100 diputados autonómicos; los de la provincia de Tarragona, a 14; los de Gerona, a 13; y los de Lérida, a 8. Según sus cálculos y mediante una fórmula que explica en la misma propuesta, el precio del escaño en Barcelona sería de uno por cada 55.237 habitantes; el de Tarragona, por cada 56.615 habitantes; el de Gerona, por cada 56.964 habitantes; y el de Lérida, por cada 55.379 habitantes.

Reforma estatutaria

El catedrático de la UAB ha reconocido a ABC que esta propuesta «necesita obligatoriamente» de una reforma estatutaria, es decir, la aprobación de dos tercios del Parlamento de Cataluña, y luego el visto bueno de las Cortes Generales. Pero advierte: «El político o partido que se oponga, que lo diga y lo explique. ¿Qué problema hay en adaptar una disposición del año 1979 con la población de 2014?».

Proyectando la propuesta de Arenas con los votos del pasasdo 21-D, la mayoría independentista en escaños se perdería (pasando de los 70 actuales a los 66 proyectados, siendo 68 la mayoría absoluta del hemiciclo), en consonancia con la voluntad de los electores, siendo el partido más beneficiado el PSC.

Así, Ciudadanos pasaría de los 36 actuales a los 37 supuestos; Junts per Catalunya, de 34 a 32; ERC, de 32 a 30; el PSC, de 17 a 20; CatComú-Podem se quedaría en 8; la CUP, igual, también en 4; y el PP seguiría en 4 escaños. El reparto de escaños, con esta propuesta, se ajustaría un poco más a la idea básica y democrática de que en las elecciones «el voto de cada ciudadano vale lo mismo en cualquier parte del territorio».