Cataluña - Política

El PDeCat pone en aprietos a una marca de zapatillas por alinearla con el independentismo

La firma Munich fabricó por encargo del partido unas deportivas con un «sí» bordado en el talón y en un lateral. Tras el agradecimiento del PDeCat, le llueven las peticiones de boicot y la empresa se ve obligada a decir que no apoya el secesionismo

El PDeCat pone en aprietos a una marca de zapatillas por alinearla con el independentismo

La marca de Zapatillas Munich se ha visto envuelta en una fuerte polémica después de cumplir con un encargo del PDeCAT a favor de la independencia de Cataluña. El partido pagó a la empresa de calzado, con sede en Capellades (Barcelona), por fabricar unas zapatillas deportivas azules con un «sí» bordado en color blanco en el talón y otro en un lateral. Sobre la «i» del «sí» del talón aparece un asterico, simulando el nuevo logo del PDeCat.

El partido de Artur Mas tenía previsto lanzar a la venta estas zapatillas a través de su página web y en sus sedes físicas, bajo el lema a favor del referéndum «Fem córrer el sí» (hagamos correr el sí). El PDeCAT no dudó tampoco en agradecer a Munich su disposición para la fabricación de estas zapatillas.

«Gracias por vuestro compromiso. Empresarios por el 'sí», se podía leer en el tuit del grupo municipal del PdECat en Mataró ya eliminado. Esta publicación, lejos de ser un respaldo, ha supuesto un serio revés a la marca de zapatillas por las peticiones de boicot que se han ido sumando bajo el hashtag #boicotMunich

«No creemos en fronteras»

Ante el daño a su imagen, Munich Sports ha emitido este lunes un comunicado en el que niega haberse posicionado a favor de la consulta y asegura sentirse engañada por el PDeCAT.

Según la compañía, en mayo recibieron «un encargo de customización de calzado con unas determinadas especificaciones de diseño» por parte de la antigua Convergencia, que pagó una señal. «En ningún caso, Munich se posicionó ni ha dado su consentimiento para que el grupo político hable en su nombre", explican. Y avisan: «Se están tomando medidas al respecto, tanto en las comunicaciones con información falsa e ilícita como en la producción de este calzado».

En el comunicado la marca acaba renegando del independentismo, ya sea por convicción o por las ventas: «Munich es una empresa catalana, que está presente en más de 40 países en todo el mundo, por lo que no caben en su ideario de empresa los límites o fronteras».

Toda la actualidad en portada

comentarios