Agentes de la Policía Nacional abanando sus hoteles en Reus el pasado 5 de octubre
Agentes de la Policía Nacional abanando sus hoteles en Reus el pasado 5 de octubre - REUTERS

Ordenan la detención de una concejal de Reus (Tarragona) tras negarse a declarar en tres ocasiones

La edil de la CUP Mariona Quadrada está acusada de un delito de odio por los «escraches» a la Policía Nacional que se alojó en la localidad durante el 1-O

BARCELONAActualizado:

El juzgado de instrucción 2 de Reus (Tarragona) ha acordado ordenar la detención de la concejala del Ayuntamiento de Reus, Mariona Quadrada (CUP), después de que no haya comparecido en el juzgado ninguna de las tres veces en las que había sido citada para declarar como investigada en la causa por delito de odio que se instruye en este juzgado.

Quadrada anunció que acudí a la citación por no reconocer a la «justicia española» en una causa de un presunto delito de incitación al odio en el que también están investigados dos concejales más de la CUP, Marta Llorens y Oriol Ciurana, que tampoco acudieron a declarar y fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra por orden de la jueza.

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) denunció por un delito de incitación al odio las protestas ciudadanas frente al hotel Gaudí- donde se alojaban alrededor de un centenar de antidisturbios- hechas los días anteriores y posteriores al referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

Además de los tres concejales de la CUP, también constan como investigados el alcalde de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT) y los portavoces de los grupos municipales Montserrat Vilella (PDeCAT), Noemí Llauradó (ERC) y Jordi Cervera (AraReus) por firmar un manifiesto en el que pedían a los hoteleros de la localidad que hiciesen lo que resultase «adecuado y necesario» para lograr que los agentes abandonaran Reus.