Fèlix Millet, la semana pasada entrando a la Ciudad de la Justicia
Fèlix Millet, la semana pasada entrando a la Ciudad de la Justicia - EFE
CASO PALAU

Millet se desmarcará de la gestión financiera del Palau

Su declaración ante el tribunal, hoy, dependerá de lo que digan antes los Montull

BARCELONAActualizado:

En la primera sesión de declaraciones de los encausados, Fèlix Millet tiene la intención de desmarcarse hoy ante el tribunal que juzga el caso Palau de toda la gestión financiera de la institución cultural.

Su declaración seguirá, según lo previsto, a las de los otros dos principales acusados, Jordi Montull y la hija de este, Gemma, quienes ya avanzaron que dirán «toda la verdad sobre el tema» del expolio confeso del Palau de la Música y la posible financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Millet modulará, además, su declaración según lo que declaren y concreten los Montull, quienes están en negociaciones con la Fiscalía para rebajar la petición de condena a Gemma Montull (26 años de cárcel) a cambio de confirmar que Daniel Osàcar, extesorero de CDC, hacía de intermediario en la financiación ilegal del partido nacionalista.

Según fuentes judiciales, citadas por Efe, el expresidente del Palau de la Música dejará claro durante su declaración que no llevaba las gestiones financieras durante los años en los que estuvo al frente de la institución, pero descarta implicar a CDC en la «trama criminal» descrita por el fiscal.

Esta es la primera vez que Millet y Montull (padre) discrepan de la estrategia de defensa, después de que se distanciaran en lo personal e, incluso, estuvieran compartiendo al inicio del caso judicial el mismo despacho de abogados. Una frialdad que, sin embargo, no evitó verlos juntos, hablando cordialmente con sus abogados y entre sí, a las puertas de la sala que les juzga el primer día de la vista oral en la Ciudad de la Justicia.

La hora de la diversión

Llega la hora de la diversión –en palabras de Montull–, con las declaraciones de los máximos responsables del Palau.

Gemma Montull, exdirectora financiera de la institución, entregó al tribunal hace unos días un documento en el que detalla el origen y destino de 22 reintegros en efectivo por valor de 3,2 millones de euros que efectuó entre marzo de 2004 y de 2007 de una cuenta de Caixa Manresa y que, asegura, fueron gastos de Millet (viajes y compras, principalmente). El tribunal establecerá quién de los dos dice la verdad.

Después se sentará ante el tribunal Jordi Montull. Está previsto que este ratifique la declaración de su hija. Millet será el siguiente. Según la hermana de este, «Jordi Montull es una mala persona y una mala influencia»; y su hija, Gemma, que «era una niña muy discreta» cuando accedió al Palau, pasó, en tres meses, a tener «un Porsche, un Mercedes e iba vestida de Pertegaz».

La de hoy es la primera de las cinco sesiones previstas para que declaren los 16 acusados en el caso.