El expresidente Puigdemont ,en Bélgica
El expresidente Puigdemont ,en Bélgica - EFE

Juristas avisan al Gobierno de que si se garantiza a Puigdemont que no será detenido habrá prevaricación

La asociación «Llibertats» advierte de los riesgos de responder a las demandas de Puigdemont para volver de Bélgica

BARCELONAActualizado:

«Si el Gobierno de España accediese a la petición de Puigdemont de otorgarle garantías de no ser detenido (...) podría incurrir en un delito de prevaricación administrativa y desobediencia», ha alertado hoy «Llibertats», una entidad catalana dedicada a la defensa del Estado de derecho.

Los juristas de la asociación hacen esta advertencia en un comunicado después que ayer el entorno de Puigdemont expresara la intención del presidente cesado de volver a Cataluña «en el minuto mismo» en que tenga garantías de que no será detenido. «La orden de detención y puesta a disposición del Tribunal ha sido dictada por un juez, sin que el Gobierno pueda interferir en la misma», apuntan los juristas.

Sobre el presidente de la Generalitat cesado pesa una orden de detención por los delitos de rebelión y sedición derivados de su apoyo a la causa secesionista. Sin embargo, desde Junts per Catalunya, la lista con que Puigdemont se presentó a las elecciones del 21D, siguen asegurando -al menos públicamente- que el de Gerona es el único candidato posible a la investidura, prevista para final de mes.

Asimismo, los juristas de Llibertats denuncian que el expresidente catalán hace gala de un «total desconocimiento del funcionamiento del Estado de derecho» con sus demandas al Estado. Paralelamente, afirman que en el caso de que fuesen los funcionarios los que incumplieran la orden de efectuar la detención, éstos cometerían el delito de «desobediencia de funcionario o autoridad».

«La simple petición que el Gobierno de España garantice la no detención denota una absoluta falta de respeto a la división de poderes y consecuentemente a las bases en que se sustenta cualquier democracia», concluyen desde Llibertats.