Miquel Iceta, ayer durante un acto de precampaña en Barcelona
Miquel Iceta, ayer durante un acto de precampaña en Barcelona - EFE

Iceta propone un «gobierno para la reconciliación» y se abre a «ceder para acordar»

El candidato socialista apuesta por «esforzarnos juntos, sin distinción de pensamiento, por un nuevo país»

BARCELONAActualizado:

El líder del PSC y candidato a las elecciones del 21 de diciembre, Miquel Iceta, ha ofrecido hoy a los catalanes "un gobierno para la reconciliación" y se ha mostrado dispuesto a "ceder para llegar a acuerdos" en sus planteamientos para lograr una Cataluña "sin vencedores ni vencidos".

Iceta ha intervenido hoy en la inauguración en Barcelona de la reunión del Consejo de la Internacional Socialista, a la que ha asistido también el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien mañana clausurará la cita, según recoge Efe.

En su parlamento, Iceta ha reivindicado al fallecido canciller alemán y dirigente socialdemócrata Willy Brandt, algunos discursos del cual ha admitido que son su "inspiración" en "estos días en que -ha dicho- me preparo para ser el próximo presidente de la Generalitat tras ganar las elecciones del próximo 21 de diciembre".

"Yo no me resigno a aceptar el modelo de país que nos ha legado el gobierno independentista saliente", ha afirmado Iceta, que ha acusado a ese ejecutivo de "insensato" por "haber puesto las instituciones fuera de la ley" y haber provocado un "caos" que ha "obligado a miles de empresas a irse" y a "decenas de miles de personas a llevarse sus ahorros a otras partes de España".

Un gobierno independentista -ha proseguido Iceta ante los 200 delegados de la Internacional Socialista- que "nos ha dejado una sociedad fracturada socialmente", en "una división entre buenos y malos, patriotas y traidores, una división en bloques que se enfrentan uno contra otro buscando derrotar al adversario".

«Esforzarnos juntos por un nuevo país»

Ante este contexto, el líder del PSC ha aseverado que "no se resigna" a continuar por este camino: "Yo me rebelo contra esta situación y ofrezco a mis compatriotas la posibilidad de esforzarnos juntos, sin distinción de pensamiento, por un nuevo país".

En este sentido, ha ofrecido a los catalanes "un país sin vencedores ni vencidos" en el que "todos ganaremos algo porque todos cederemos en algo, en vez de que una mayoría escasa lo gane todo y una amplísima minoría lo pierda todo.Yo estoy dispuesto a ceder. Porque ceder para llegar a acuerdos no es perder, es ganar".

"Yo ofrezco un gobierno cuyo principal objetivo será la reconciliación", ha aseverado. "Primero, la reconciliación entre nosotros, los catalanes. Y, luego, la reconciliación con el resto de españoles, con Europa y también con el mundo económico. La reconciliación es el arma más poderosa para ganar la batalla contra la intolerancia y el prejuicio en la sociedad".

También ha reivindicado el "sello socialista" en los mayores logros de Barcelona y ha dejado claro que, a pesar de haber sido "expulsados" del gobierno municipal por "oponernos a la creación de una frontera entre Cataluña y España y a fracturar más la sociedad catalana", el PSC seguirá "dejándose la piel" para que Barcelona "siga siendo la capital del sur de Europa y del Mediterráneo".

Y ha recordado el "terrible zarpazo" de los atentados en Barcelona en agosto, tras los que, "a pesar de la tristeza y la rabia, la mayoría de la sociedad catalana reaccionó de manera ejemplar, saliendo a la calle a plantarle cara al miedo diciendo "No tenim por". No tenemos miedo. 'We are not afraid because we are together' (No tenemos miedo porque estamos juntos)", ha señalado.