Forcadell y Simó, a las puertas del TSJC - INÉS BAUCELLS

Forcadell y Simó piden amparo al TSJC para que garantice su inviolabilidad

La presidenta del Parlament ha declarado durante 20 minutos y sólo ha respondido a las preguntas de su abogado

BARCELONAActualizado:

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la secretaria primera de la Mesa, Anna Simó, han pedido hoy el amparo a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que las interrogaba por desobedecer al Tribunal Constitucional, para que garantice su inviolabilidad parlamentaria.

Según han informado fuentes judiciales, Forcadell y Simó han comparecido veinte minutos cada una como investigadas por prevaricación y desobediencia al TC ante la magistrada Maria Eugènia Alegret, que las ha imputado por permitir que el pleno votara dos resoluciones a favor del referéndum independentista, pese a la prohibición del Constitucional.

En su comparecencia, en la que únicamente han respondido a su abogado, Andreu Van den Eynde, Forcadell y Simó han apelado al principio de inviolabilidad que creen que les asiste como diputados y han pedido el amparo a la magistrada y a la Fiscalía para que les garantice este derecho, ya que consideran que los tribunales y el ministerio público son los únicos que lo pueden salvaguardar.

Como ya hiciera en su declaración del pasado 16 de diciembre, Forcadell -y en la misma línea Simó- ha aducido que la Mesa del Parlament no puede impedir los debates propuestos por la cámara y, en ese sentido, ha recordado que las resoluciones a favor del referéndum recogían los asuntos que se habían tratado en el debate de política general y a los que se había referido el mismo presidente catalán, Carles Puigdemont.

Tras insistir en la obligación del TSJC y de la Fiscalía de garantizar su inviolabilidad parlamentaria, un alegato al que ni la juez ni el ministerio público han contestado, Forcadell y Simó han asegurado que actuaron con neutralidad al permitir las votaciones, convencidas de que no transgredían ni la sentencia del TC en que prohibía desarrollar la declaración de ruptura del 9 de noviembre de 2015 ni sus resoluciones posteriores.

Las investigadas han detallado que la admisión a trámite de ambas propuestas fue posterior a un debate del pleno, en el que tanto el presidente de la Generalitat como los grupos discutieron sobre la convocatoria de un referéndum de independencia en Cataluña, por lo que necesariamente las resoluciones debían recoger esa cuestión

Movilización a la baja

En una movilización mucho menos multitudinaria que en otroas ocasiones, Forcadell y Simó han llegado al TSJC a primera hora de la mañana arropados por cientos de personas, que se han concentrado este lunes ante el tribunal convocados por la ANC, Òmnium, AMI, ACM y Súmate. Los manifestantes llevaban «esteladas» y pancartas con mensajes como «La democracia no es un crimen», «Me autoinculpo» y «Amamos la democracia».

Además, los organizadores han colocado unas grandes letras blancas delante del TSJC que conforman la palabra democracia para recibir a Forcadell, que ha llegado andando desde el Parlament acompañada por una delegación institucional encabezada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau también se han sumado a un séquito en el que destacaba la presencia de consellers como Neus Munté, Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Jordi Baiget, Santi Vila, Meritxell Borràs o Jordi Jané.

Los manifestantes han recibido a Forcadell al grito de «Fuera, fuera, fuera la justicia española» y con proclamas independentistas: una vez ante el TSJC, se ha producido un silencio y la comitiva institucional y los concentrados han cantado el himno de 'Els Segadors'.

Forcadell ha entrado en el tribunal acompañada de su abogado y de la secretaria primera de la Mesa, Anna Simó, que también declara este lunes ante el juez y también iba con su letrado.