El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo
El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo - EFE

Enric Millo avisa, para que el 155 cese es necesario dejar actuar a la justicia

El delegado del Gobierno en Cataluña recuerda el deber que tiene Puigdemont con la justicia y apunta que si esta lo cree conveniente podrá «disfrutar de su condición de candidato»

BARCELONAActualizado:

Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, considera que para normalizar la situación en la comunidad «cuanto antes se acabe el 155, mejor» aunque advierte que para lograrlo es necesario «dejar que la justicia actúe» y garantizar que el nuevo Govern obre «de acuerdo con la ley».

En una entrevista en el diario «Ara», Millo reafirma que Carles Puigdemont no podrá ser elegido presidente de la Generalitat porque no cumple los requisitos legales para ser investido. Asimismo, recuerda que tiene el deber de presentarse ante la justicia, y que si esta lo cree conveniente «podrá disfrutar de su condición de candidato».

No obstante, apunta que «lo que garantiza una nueva etapa de diálogo entre administraciones es que el nuevo gobierno esté formado por personaslibres de cualquier causa judicial». Una persona con causas judiciales pendientes en unos meses podría ser juzgado «y después podría haber condenas o inhabilitaciones», lo que les impediría «concentrarse en su trabajo», ha añadido Millo.

«Operación diálogo»

Preguntado sobre sus contactos con el gobierno de Puigdemont y los líderes soberanistas antes del 1-O y de la declaración de independencia de Cataluña del 27-O, Millo señala que «se habló» con los miembros del ejecutivo catalán y con Jordi Sànchez, «pero no hubo ninguna posibilidad de negociar nada».

«Siempre he mantenido una interlocución abierta con los miembros del Govern y con Puigdemont. Nos reunimos muchas veces, también con el presidente de la ANC. Esto forma parte de la normalidad, e incluso de mi obligación», especifica.

Pese a todo lo ocurrido desde entonces, Enric Millo entiende que a pesar del gran obstáculo que ha supuesto que «una de las dos partes, la Generalitata, haya preferido la estratégia de confrontación y conflicto» la «operación diálogo» no ha fracasado. «Cuando quieran volver a dialogar,estaremos aquí para seguir dialogando», asevera el delegado del Gobierno.