Imagen del skyline de Barcelona
Imagen del skyline de Barcelona - ABC

«Empresaris de Catalunya» teme que se vuelva a acelerar la desconfianza económica

La «contaminación» de la inversión extranjera y el descenso del consumo interno y externo son algunos de los miedos del empresariado catalán

BARCELONAActualizado:

La entidad empresarial «Empresaris de Catalunya» teme que se vuelva a acelerar la desconfianza en la economía catalana tras la toma de posesión del nuevo presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha reafirmado en varias ocasiones su intención de seguir en marcha con el proceso secesionista, que ya provocó la fuga de miles de empresas de la comunidad.

«Todos los problemas de septiembre y octubre se pararon con el 155, se creó cierta estabilidad, y a pesar de eso, con goteo, han ido saliendo empresas, pero se ha recuperado un poco la inversión, y ahora se teme que se vuelva a acelerar la desconfianza y la inestabilidad que es lo peor para las empresas», ha explicado en declaraciones a Efe el vicepresidente de la entidad, Carlos Rivadulla.

El empresario catalán, de visita en Bruselas por motivos profesionales, se reunirá hoy con algunos miembros de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (Alde) -familia política de la que forman parte partidos españoles como Ciudadanos o la antigua Convergència- para trasladarles su preocupación por la situación actual y el resurgimiento de un nuevo gobierno independentista.

El «call center» de Facebook

Un nuevo repunte en la salida de empresas de Cataluña y, como consecuencia, la «contaminación» de la inversión extranjera y el descenso del consumo (interno y externo) son los tres principales miedos a los que se enfrentan los empresarios en Cataluña, según Rivadulla. Un ejemplo es, según el empresario catalán, la decisión de Facebook de instalar en la Torre AGBAR de Barcelona un centro de control de «fake news» que creará 500 puestos de trabajo que serán de perfil medio bajo, «un call center que revisará contenidos como hacen en Filipinas».

«En esa misma torre, debería haber ido la Agencia Europea del Medicamento, con 1.500 puestos fijos más unas 30.000 visitas al año (...) la diferencia es incalculable, y eso es lo que hemos perdido», ha añadido. Por eso, advierte, que la salida de empresas catalanas a raíz del 'procés', cuya cuantía cifra en 4.000 compañías, más 2.500 desde el inicio en 2012, «no es un cambio menor» como se ha venido diciendo.