Empar Moliner, durante la polémica protesta en Tv3
Empar Moliner, durante la polémica protesta en Tv3 - ABC

Empar Moliner, la escritora «pirómana»

Autora de media docena de títulos y cuentista destacada, la autora desató la polémica por quemar una Constitución de atrezzo en un programa de TV3

BARCELONAActualizado:

La polémica ha aniquilado cualquier amago de formalidad y muchos han conocido a Empar Moliner a lo bruto. O, lo que es lo mismo, como la colaboradora del programa «Els Matins» de TV3 que tuvo la ocurrencia de quemar en directo un ejemplar de atrezzo (de mentirijilla, vamos) de la Constitución para protestar contra la suspensión del decreto energético de la Generalitat por parte del Tribunal Constitucional.

Antes de eso, sin embargo, lo normal era encontrarse a la escritora y columnista paseando por las secciones de cultura, inyectando un poco de acidez y sarcasmo a la narrativa catalana o, desde hace poco años, destacándose como activista a favor del proceso soberanista y de la independencia de Cataluña.

Estos días, sin ir más lejos, su último libro, ese «Tot això ho faig perquè tinc molta por» (Todo esto lo hago porque tengo mucho miedo) con el que se llevó la última edición del premio Mercè Rodoreda de cuentos, ocupa posiciones destacadas en la lista de libros más vendidos en catalán, un escenario más o menos habitual para alguien que suma media docena de títulos y que se ha llevado otros galardones como el Josep Pla.

A Moliner, de hecho, se la suele situar en esa tradición tragicómica de cuentismo catalán que encabezan Quim Monzó y Sergi Pàmies y a la que ella aporta altas dosis de irreverencia y también algo de polémica. La escritura, sin embargo, no es más que una pequeña parte de su abultado currículum.

A sus 49 años, esta catalana nacida en Santa Eulàlia de Ronçana (Barcelona) empezó a tantear las posibilidades artísticas como actriz de teatro, de ahí saltó al periodismo y, desde entonces, ha combinado la narrativa corta -y larga- con el articulismo en prensa y colaboraciones radiofónicas y televisivas. Una de las más recordadas es su paso por el «Crónicas Marcianas» de Xavier Sardà, y junto a otro de los habituales de las madrugadas de Telecinco, Juan Carlos Ortega, presentó «Herois Quotidians», una sátira en clave de falso documental que emitió Tv3 en 2008.

Amante de los personajes transgresores y de las bondades espirituosas de los cócteles -su hija no se llama Ginebra por casualidad-, la escritora combina ahora su recién descubierta pasión por el running -lo mismo se la puede ver en el maratón de Nueva York que llevando el puntero de la pasada Diada- con sus colaboraciones en Catalunya Ràdio, Tv3 y el diario «Ara» y la publicación de títulos como «La col.laboradora» o «T’estimo si he begut». No acaba ahí la cosa, ya que el pasado mes de enero se la pudo ver sumándose junto a su marido, el cantautor Álex Torío, al concierto de homenaje que artistas y bandas catalanes ofrecieron a David Bowie, fallecido pocos días antes.