Cataluña - Política

Colau asegura que hará «todo lo posible» para que se vote el 1-O, pero no aclara si cederá locales

La alcaldesa de Barcelona dice que tambuién es su deber «proteger a la institución y a sus funcionarios» y critica a Junts pel Sí porque el referéndum «deja fuera a la mitad de Cataluña»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont - EFE/ Vídeo: ATLAS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, continúa inmersa en la ambigüedad respecto a lo que ocurrirá en la ciudad condal el 1-O. Este lunes, en la tradicional ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova por la Diada, Colau no ha aclarado si cederá locales para que se lleve a cabo el referéndum ilegal, aunque ha asegurado que va a hacer «todo lo posible» para que se pueda votar.

«Vamos a hacer todo lo posible para que los ciudadanos que quieran participar en el 1 de octubre lo puedan hacer con total normalidad, y por eso estamos hablando con la Generalitat. Pero también es mi obligación como alcaldesa proteger a la institución y a sus funcionarios», ha afirmado una Colau que, una vez más, recurre a la ambigüedad para no exponer cuáles son realmente sus intenciones.

Además, la alcaldesa de Barcelona ha lanzado un mensaje al presidente del Gobierno: «Es una jornada alegre pero reivindicativa. Que se escuche la voz de Cataluña por el derecho a decidir. Y mando un mensaje directo a Mariano (Rajoy): escuche a Cataluña. No resolverá el problema registrando editoriales. Debe dejar de jugar la carta de la judicialización, criminalización y represión».

Colau ha criticado lo que considera «la cobardía absoluta» del Gobierno del PP, pero también las «prisas» del Govern con su hoja de ruta «unilateral», y ha advertido al PDeCAT de que no acepta lecciones «de quienes hasta hace días no tenían ni idea de lo que era la desobediencia civil».

Catalunya En Comú ha celebrado hoy un acto en el parque de Can Zam de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) con motivo de la celebración de la Diada de Cataluña, en el que participa el líder de Podemos, Pablo Iglesias, así como destacados dirigentes de los «comunes», como su coordinador general, Xavier Domènech.

El 1-O «deja fuera a la mitad de Cataluña»

Durante su intervención en el acto, bajo el lema «Una Cataluña soberana, diversa y valiente», Colau ha cargado contra el «inmovilismo y la cobardía absoluta del Gobierno de Mariano Rajoy», que no escucha las demandas de los catalanes que se movilizan desde hace años de «forma pacífica y cívica», y apuesta en cambio por el «juego de las amenazas».

Pero la líder de los «comunes» ha criticado también con dureza al Govern de Junts pel Sí y sus «prisas» con una hoja de ruta unilateral que «deja fuera a la mitad del pueblo de Cataluña» con un referéndum que no interpela a una sociedad que «es plural y diversa».

La alcaldesa ha censurado que se les esté «presionando»: «No aceptamos lecciones de nadie, y menos de convergentes que hasta hace dos días no tenían ni idea de lo que era la desobediencia civil», ha dicho Colau para rebatir las críticas que ha recibido en las últimas horas por no haber decidido todavía si cederá o no locales para el 1 de octubre, referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

La semana pasada, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, mandó una carta a los alcaldes pidiendo que se pudieran utilizar para el referéndum ilegal los mismos colegios electorales que se utilizarían para cualquier otra jornada electoral, a lo que Colau no respondió si cedería los espacios o no. En su lugar, envió una carta al gobierno catalán para que informe al Ayuntamiento sobre las actuaciones que tienen previstas para garantizar la participación sin poner en riesgo a la institución y a los funcionarios, tal como ha repetido este lunes.

Toda la actualidad en portada

comentarios