Cataluña - Política

Ada Colau advierte a Puigdemont de que «otro 9-N no sería un referéndum»

El presidente catalán plantea una coordinadora del Pacto por el Referéndum con 8 nombres durante la reunión en el Parlament

Colau, Forcadell, Puigdemont y Mas, en la foto de familia
Colau, Forcadell, Puigdemont y Mas, en la foto de familia - EFE

La cumbre para constituir el Pacto Nacional por el Referéndum ha arrancado esta tarde en el auditorio del Parlament, con el presidente catalán, Carles Puigdemont, a la cabeza y con la presencia entre otros de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y un Artur Mas bajo el foco mediático por su juicio.

Durante el encuentro, el presidente de la Generalitat ha insistido en su voluntad de convocar un referéndum para el próximo mes de septiembre, mientras que la alcaldesa de Barcelona ha advertido de que realizar una consulta con el mismo formato que el 9-N de 2014 no sería un referéndum vinculante, según ha trascendido. La misma idea que ha querido transmitir el líder de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, a su entrada al Parlament.

Con todo, Colau ha mantenido una postura ambivalente reclamando por un lado que no se trabaje con plazos cerrados ni se instrumentalice en referéndum y subrayando por otro que ningún tribunal, ni ley, ni gobierno puede impedir el derecho a decidir.

Poco después de las 17.40 horas, los cerca de ochenta representantes de instituciones, partidos y entidades invitados a la cumbre convocada por Puigdemont para iniciar los preparativos del referéndum que prevé convocar para 2017 han ido tomando asiento en la gran mesa rectangular dispuesta en la sala donde los componentes del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir se solían reunir.

Ante decenas de fotógrafos y cámaras de televisión apostados en la entrada del auditorio, algunos de los participantes en la cumbre han ido desfilando ante el atril instalado para hacer declaraciones.

La imagen más buscada, junto a Puigdemont y Colau, era la de Mas, después de que el expresidente de la Generalitat haya sabido hoy que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo juzgará a él y a las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau del 6 al 10 de febrero por desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta soberanista del 9N de 2014.

Mas, invitado a la cumbre por Puigdemont y que en su día presidió las reuniones del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir -la última de ellas en primavera de 2015-, ha considerado una «aberración» este juicio que «debe de avergonzar a algunos que los están promoviendo» y que en su opinión refleja la "deteriorada democracia" en España.

Mientras hablaba Mas ante los medios ha llegado al Palacio del Parlament la alcaldesa de Barcelona, acompañada de su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.

Durante la reunión, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha propuesto hoy constituir el Pacto Nacional por el Referéndum, con una coordinadora transversal al frente compuesta por ocho nombres, según han explicado a Efe fuentes presentes en la cumbre soberanista que se celebra en el Parlament.

El exdiputado del PSC Joan Ignasi Elena, la exalcaldesa socialista de Badalona (Barcelona) Maite Arqué, la exconcejal del PSC en Barcelona Itziar González, los exdiputados de ICV Francesc Pané y Jaume Bosch, la exconsellera de CDC Carme-Laura Gil, la exdiputada de ERC Carme Porta y el director de las revistas Catalan International View y ONGC, Francesc Dalmases, son los nombres propuestos por Puigdemont.

El Pacto Nacional por el Referéndum es una reconversión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, cuya última reunión se celebró en primavera de 2015, y en él participarán asimismo partidos y entidades de la sociedad civil partidarias, con todos sus matices, de celebrar un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Toda la actualidad en portada

comentarios