Cataluña - Política

Buscan a Moussa Oukabir como presunto autor del atentado de Las Ramblas

Habría robado la documentación a su hermano para alquilar la furgoneta con la que provocó el atropello mortal. Los Mossos no descartan que el joven, de 17 años, muriera en el ataque de anoche en Cambrils

Las fuerzas de seguridad buscan a Moussa Oukabir, un joven de 17 años, por ser el presunto autor del atropello con una furgoneta que causó la muerte de 13 personas y heridas a casi un centenar en Las Ramblas en la tarde del jueves. Según las investigaciones, Moussa habría robado la documentación de su hermano Driss Oukabir para poder alquilar a su nombre dos furgonetas en una empresa de Santa Perpètua de la Mogoda. Una de ellas fue la utilizada en el atentado. La otra fue localizada horas después en Vic (Barcelona). Los Mossos d'Esquadra no han confimado la identidad del atacante, aunque tienen «indicios» de que el autor de la masacre haya muerto en el atentado de Cambrils que se produjo horas después y en el que fueron abatidos por los Mossos cinco terroristas.

Activo en internet

Moussa, nacido en Ripoll (Girona) el 13 del octubre de 1999, ha hecho alarde de su radicalismo en internet. En una cuenta en Kiwi, una red social sobre preguntas y respuestas, hace dos años aseguró que en «su primer día como reina/rey absoluta del mundo», lo primero que haría sería «matar a los infieles y solo dejar a musulmanes que sigan la religión». Como su hermano, Moussa vivía Ripoll, muncipio en el que esta mañana se ha detenido a una tercera persona presuntamente relacionada con el caso.

Moussa Oukabir también tenía ayer una cuenta de Facebook abierta -que la red social cerró después- donde afirmaba que era de Ibiza, estudiaba en la Universidad de Barcelona y trabajaba para Coca-Cola, aunque estos datos, excepto el de su residencia, puedan ser inventados. Siempre según mostraba su cuenta personal, Moussa había estado recientemente en Ibiza, Barcelona y Yecla, aparte de en Brasil. Entre los gustos del presunto autor del atentado en esta red social aparecían multinacionales como Starbucks, Nike o Coca-Cola.

Según han explicado a Efe fuentes oficiales marroquíes que han pedido el anonimato, los dos hermanos estaban registrados en el consulado de Girona, y tienen una «doble nacionalidad», supuestamente marroquí y española.

Moussa Oukabir no tiene antecedentes y tiene Número de Identidad de Extranjero (NIE) desde 2005, según han indicado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación. Hasta ahora vivía con sus padres -ninguno con antecedentes- en Ripoll (Girona), una familia que, según las fuentes consultadas, llevaba años instalada en este municipio.

500 metros

Al menos 13 personas murieron y cien resultaron heridas en el atropello múltiple en Las Ramblas de Barcelona. Rondaban las cinco de la tarde cuando un furgoneta irrumpía en el paseo, a esa hora, en plena canícula, casi exclusivamente ocupado por visitantes. El recorrido asesino comenzaba en la parte alta de las Ramblas, a la altura de Plaza Cataluña, donde la furgoneta de inmediato ocupó la parte central destinada a los peatones.

A partir de ese momento, un eslalon mortal tratando de arrollar al máximo número de personas. Las escenas descritas por los testigos dibujan un panorama dantesco: familias enteras arrolladas, cuerpos que salían volando, algunos embestidos contra las numerosos puestos de venta -quioscos, floristerías...- que otorgan precisamente color y carácter al paseo.

El recorrido de la furgoneta duró pocos minutos, fue a gran velocidad y recorrió los casi 500 metros que separan el inicio del paseo de su cruce con el mercado de la Boquería, justo encima del popular mosaico de Joan Miró que decora el tramo central de las Ramblas. Según varios testimonios, y confirmaron los Mossos d’Esquadra, el ocupante huyo a pie, y aparentemente desarmado. De inmediato, el despliegue policial fue masivo para intentar dar con los autores de la matanza. Las descripciones de los testigos en sus llamadas al 112 fueron determinantes en las pesquisas.

En el momento del ataque había muchos policías en la zona, pero no pudieron salir en persecución del asesino porque las Ramblas estaban sembradas de cuerpos, algunos con espantosas heridas.

Cuatro detenidos

Por el momento, además de los cinco terroristas abatidos en Cambrils y del que falleció en la explosión de Alcanar, los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro supuestos miembros de la célula: uno en Alcanar -que resultó herido en la explosión- y tres en Ripoll (Girona), todos ellos jóvenes y sin antecedentes por delitos de terrorismo. «Su perfil es de personas jóvenes. El más joven tiene 21 años. Los otros tienen 27, 28 y 34 años», ha destacado esta mañana en rueda de prensa el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero Trapero, quien ha asegurado que se pueden producir nuevas detenciones durante las próximas horas.

Trapero ha explicado que trabajan con la hipótesis de que el atentado en Barcelona se preparaba «desde hacía un cierto tiempo» en el chalet de Alcanar (Tarragona), que registró dos explosiones por bombonas este miércoles. Junto al conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, el major ha dicho que una de las líneas de investigación trabaja con la idea de que, después de la explosión, «hicieron a la desesperada los atentados de Barcelona y Cambrils».

El incidente de la Diagonal, desvinculado

Por el momento, las investigaciones desvinculan de la célula terrorista el incidente con el coche policial que ayer se saltó un control policial arrollando a dos Mossos. En el interior del vehículo se encontró a una persona muerta con herida de arma blanca, de los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils. La hipótesis principal que barajan es que el vehículo lo conducía una segunda persona, con el conductor habitual en la parte posterior herido gravemente de arma blanca, y que, al comprobar la presencia del dispositivo antiterrorista, se saltó el control de los Mossos d'Esquadra embistiendo a una sargento, a quien le rompió la pierna.

Pocos metros después, un agente tiroteó al vehículo, que no obstante pudo proseguir con su huida durante unos tres kilómetros, hasta llegar a la altura del edificio Walden de Sant Just Desvern (Barcelona). Según la investigación, el conductor del vehículo se dio a la fuga tras abandonar el turismo, con su propietario gravemente herido en los asientos posteriores. Cuando los agentes llegaron al lugar comprobaron que había una persona en su interior, si bien, ante la amenaza terrorista adoptaron todas las medidas de precaución, por el temor a que les estuviera esperando para atacarles.

Finalmente, los agentes comprobaron que el hombre, de nacionalidad española y sin antecedentes, había fallecido. Pese a que un momento pensaron que la causa de la muerte eran los disparos efectuados por los Mossos, la autopsia determinó que había muerto por las graves lesiones con arma blanca que presentaba.

Según Trapero, con la información que barajan en estos momentos los investigadores no se ha apreciado ningún elemento que una este episodio con los atentados de Barcelona y Cambrils, ni con los terroristas abatidos y detenidos, ni con el alquiler de las furgonetas de la célula. Por este motivo, la policía catalana investiga este episodio de forma "paralela" al margen de los atentados terroristas, según TraperO.

Toda la actualidad en portada

comentarios