El dirigente de los antisistema Carles Riera
El dirigente de los antisistema Carles Riera - ABC

La CUP asegura que una repetición electoral no supondría un «fracaso» del independentismo

El dirigente de los antisistema Carles Riera pide una fecha para celebrar un nuevo «referéndum» que cierre el «proceso constituyente» que proponen ERC y Junts per Catalunya

BARCELONAActualizado:

El jefe de filas de la CUP en el Parlamento de Cataluña, Carles Riera, ha destacado hoy que su formación no tiene la intención de forzar una nueva convocatoria electoral en la comunidad, sin embargo, ha negado que unos nuevos comicios fueran un «fracaso» para el independentismo. Paralelamente, se ha mostrado favorable a celebrar un «referéndum» sobre el proceso constituyente que proponen Junts per Catalunya y ERC.

«La voluntad de la CUP es que no vayamos [a elecciones] sobre todo porque la voluntad expresada el 21-D es que se pueda formar un gobierno republicano e independentista. Espero que no vamos a elecciones y nuestra voluntad no es provocarlas», ha asegurado Riera en una entrevista con la emisora RAC-1. No obstante, el dirigente de los anticapitalistas -que cuentan con cuatro diputados en el Parlament- ha apuntado que «no sería un fracaso ir a elecciones porque si se repitieran quizás el independentismo volvería a ganar y quizás la CUP ganaría más escaños».

Paralelamente, Riera ha defendido la idea de celebrar un referéndum vinculante que ponga el lazo al «proceso constituyente» planteado por ERC y Junts per Catalunya para convencer a los antisistema. En este sentido, el diputado antisistema ha pedido que esta nueva consulta popular tenga ya una fecha aunque eso puede implicar «otro 1 de octubre».

Las declaraciones de Riera llegan en un momento en el que la retirada de las candidaturas de Carles Puigdemont y Jordi Sànchez a presidir la Generalitat han dejado las negociaciones entre los partidos independentistas en un punto muerto.

«El 1-O no fue simbólico»

Finalmente, el diputado de la CUP ha apuntado que para su formación el referéndum ilegal del 1-O no fue «simbólico» -tal y como han apuntado líderes independentistas como Artur Mas-. Asimismo, ha advertido que este tipo de afirmaciones suponen «diez pasos atrás» y contribuyen a reducir la confianza que tienen los antisistema en ERC o Junts per Cataluña. «Todo lo que sea salir adelante, nosotros vamos a jugar con todas las consecuencias y responsabilidades», ha remachado Riera.