Antonella Roccuzzo, Daniella Semaan y Sofia Balbi, durante la inauguracion de la tienda e
Antonella Roccuzzo, Daniella Semaan y Sofia Balbi, durante la inauguracion de la tienda e - REUTERS

Antonella Roccuzzo y Sofía Balbi, empresarias en la Diagonal de Barcelona

Las parejas de Messi y Suárez abren en la capital catalana la primera franquicia europea de la zapatería Sarkany

BARCELONAActualizado:

«En agosto de 2016 recibí un whatsapp de Antonella que me decía que quería abrir una franquicia de mis tiendas en Barcelona –explica con una gran sonrisa Ricky Sarkany, alma máter de la empresa-. Al principio pensé que era una broma de algún amigo mío, pero al cabo de unas semanas volví a recibir un mensaje suyo».

El asunto en cuestión era tan serio que Antonella y Sofía (parejas de Lionel Messi y Luis Suárez) buscaron un local en la Avenida Diagonal y se pusieron de nuevo en contacto con Ricky para concretar las condiciones. La firma de zapatería Sarkany viene avalada por más de cien años de historia que incluye cinco generaciones.

«Es la primera ciudad de Europa en la que desembarca la firma –anuncia Ricky-. Antonella y Sofía han elegido todo: la ubicación, la colección que querían mostrar y la imagen de esta boutique». Los precios de los zapatos oscilan entre los 90 y los 4000 euros. Sarkany, que significa dragón en húngaro, es líder en el mercado argentino y marca tendencia.

El modelo Juliana

Sus clientas son de alto postín. «Entre nuestras clientas más fieles está la primera dama argentina y este zapato lleva su nombre; también nos ha comprado Raisa Gorbachov y muchas más que no estoy autorizado a desvelar». Juliana Awada es más que un referente de la moda al igual que Valeria Mazza, otra de sus clientas: «A Valeria le hice los zapatos para su boda y me invitó porque somos buenos amigos. Pero aquel mismo día decidí que no iría a más bodas de famosos porque no me gustan este tipo de eventos». Así justifica el empresario argentino que no acudirá el próximo 30 de junio al enlace de Lionel y Antonella en la ciudad de Rosario. «Le he diseñado sus zapatos de boda pero no iré aunque nos llevamos muy bien».

Ricky reconoce que ni en el mejor de los sueños hubiera imaginado abrir una tienda en Barcelona de la mano de dos embajadoras como Antonella y Sofía. Ahora queda por ver si las plataformas y tacones de vértigo, marca de la casa, triunfan en el eje comercial de la Avenida Digonal.