Cataluña - Economía

Gas Natural no renunciará a Colombia pese al conflicto con Electricaribe

Fainé, en su estreno en una junta de accionistas como presidente, renueva su confianza en el consejero delegado Villaseca

El presidente de Gas Natural, Isidro Fainé, durante una junta de accionistas de La Caixa
El presidente de Gas Natural, Isidro Fainé, durante una junta de accionistas de La Caixa - EFE

Gas Natural Fenosa no piensa renunciar a Colombia. El presidente de la compañía, Isidro Fainé, que esta mediodía se estrena en su primera junta de accionistas como presidente, ha subrayado que pese al litigio que mantiene con el gobierno de este país por su filial Electricaribe -intervenida por el ejecutivo-, quiere seguir haciendo negocios en ese mercado: «Otra cosa es si nos quieren echar, entonces tomaríamos decisiones, pero mi actitud es la de llegar a un acuerdo, bueno para Colombia y para los accionistas de Gas Natural».

Tras la intervención de Electricaribe, Gas Natural se ha visto obligada a desconsolidarla de su balance y a dar de baja sus activos, pasivos y participaciones no dominantes por importe de 475 millones de euros. En paralelo, la gasista española ha acudido al tribunal de arbitraje internacional, en un proceso que ve compatible con seguir negociando con el gobierno colombiano. «El problema viene de origen: no puedes intervenir en un sitio en el que las tarifas no permitan el retorno», ha añadido Fainé

También ha aludido al litigio el consejero delegado, Rafael Villaseca, que ha recordado que la deuda vencida debido a la morosidad de los clientes de Electricaribe alcanza nada menos que los 1.200 millones de euros, en una anómala situación que parece tener difícil solución dados los «problemas socioeconómicos e idiosincracia socio cultural en la zona». También, ha subrayado Villaseca, debido a la falta de apoyo judicial y policial en la persecución del fraude. De las 16.000 denuncias interpuestas, solo 85 han prosperado.

Pese a todo, la compañía sigue interesada en seguir en Colombia, un país, ha recordado Fainé, con una previsión media de crecimiento en los próximos diez años del 3,4%. En contraste, y en coincidencia con el cambio de gobierno en Argentina, Villaseca ha reconocido que en ese país, tras la aprobación del nuevo marco regulatorio, la situación ha cambiado por completo, superándose la situación de inseguridad jurídica de los pasados años.

Por otra parte, Fainé, como presidente de Criteria y de la Fundación La Caixa, de la que depende Abertis, no ha querido entrar a valorar las informaciones relativas al interés de la italiana Atlantia sobre el grupo de infraestructuras español, asegurando que «ni yo ni en ninguno de los órganos de gobierno que presido se ha hablado de la OPA».

En paralelo, y sobre las especulaciones sobre posibles cambios en la dirección de Gas Natural tras su entrada como presidente, Fainé, en una intervención muy medida, ha mostrado su absoluta confianza en el equipo que dirige el consejero delegado Villaseca. «Soy impermable a las presiones, y hago lo que pienso. Tengo plena confianza en el trabajo que desarrolló Salvador Gabarró junto a Villaseca. Estoy muy satisfeccho con su trabajo, y pienso seguir contanto con su inestimbale amistad y colaboración», ha añadido Fainé también en relación al que fuera presidente de honor de la compañía, fallecido el pasado 17 de marzo a los 81 años.

La junta de hoy es la primera con el fondo Global Infraestructure Partners (GIP) como accionista. GIP se convirtió en uno de los accionistas de referencia de Gas Natural Fenosa el pasado septiembre, cuando adquirió un 10 % a Repsol y otro 10 % a Criteria.

En 2016, Gas Natural ganó 1.347 millones, lo que supuso un 10,3% menos que en 2015, condicionada por un entorno macroeconómico y energético más exigente, debido al menor precio de las materias primas energéticas. No obstante, la compañía ha cumplido con su compromiso de cerrar 2016 con unas ganancias de entre 1.300 y 1.400 millones de euros, el mismo objetivo que se marca para 2017.

Toda la actualidad en portada

comentarios