Jordi Cornet, en primer plano, delegado del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona
Jordi Cornet, en primer plano, delegado del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona - INÉS BAUCELLS

Barcelona acogerá en 2019 el Congreso Mundial de Zona Francas

La candidatura española, representada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), se ha impuesto a los proyectos presentados por Egipto, Kazajistán, México y Serbia

BARCELONAActualizado:

Barcelona será sede en 2019 del Congreso Mundial de Zonas Francas (del WFZO, por sus siglas en ingés), según se anunció esta madrugada (hora española) en Cartagena de Indias (Colombia) al concluir la tercera edición de este encuentro. La próxima edición se celebrará en 2018 en Dubái, que tradicionalmente acoge estas reuniones por ser la sede de la WFZO, y en 2019 la cita se celebrará en Barcelona.

Los esfuerzos de Barcelona por potenciar el comercio internacional siguen dando resultados. Hace un par de años se escenificó en Dubái, durante la presentación de la WFZO, una organización, que nació con la voluntad de ejercer de lobi ante los grandes organismos internacionales. En el equipo directivo de la asociación está presente desde entonces un representante del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB).

Jordi Cornet, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, acudió a Dubái al igual que lo hizo el año pasado a Costa Rica y Panamá, como socio fundador de la nueva organización. Se trata del único representante de España en esta asociación mundial que fomenta el comercio internacional, ya que la Zona Franca de Barcelona es la única española en la dirección de la WFZO (Asociación Mundial de Zonas Francas, en sus siglas en inglés). En el ámbito europeo hay también otra zona franca, la del aeropuerto irlandés de Shannon. El resto, son instituciones de Asia, América y África, además de académicos y expertos.

Innovación y sostenibilidad

En Cartagena de Indias, los asistentes analizaron este viernes las mejores prácticas del sector, las posibilidades de innovación y la sostenibilidad de las zonas francas. La decisión de celebrar la edición 2019 en España la ha tomado el consejo de dirección de la Organización Mundial de Zonas Francas, presidido por Mohammed Alzarooni.

La candidatura española, representada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, se ha impuesto a los proyectos presentados por Egipto, Kazajistán, México y Serbia. El congreso se celebrará en primavera de 2019, muy probablemente en mayo, en el Palacio de Congresos de Cataluña y el evento se calcula que congregará a más de un millar de representantes de zonas francas del mundo durante los días de celebración del evento.

Las anteriores ediciones se han celebrado en 2015 y 2016 en Dubái -sede permanente de la Organización Mundial de Zonas Francas- y en Cartagena de Indias la de este año, que fue inaugurada por el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

3.500 zonas francas en 130 países

De esta forma, Barcelona reunirá en 2019 a todas las zonas francas mundiales, lo que contribuirá a potenciar la ciudad como enclave del comercio internacional. Según datos de la WFZO, en el mundo hay unas 3.500 zonas francas en 130 países, que representan más de 70 millones de puestos de trabajo, que equivalen aproximadamente al 1% de la población activa mundial registrada.

Hasta hace dos años, las zonas francas no tenían ninguna entidad de ámbito internacional que defendiera sus intereses y sirviera de interlocutor válido ante instituciones como la Organización Mundial del Comercio (OMC). Sí que existían agrupaciones regionales y foros profesionales (entre ellos, el del Salón Internacional de la Logística en Barcelona), pero con la WFZO su voz ha ganado fuerza en los dos años de su existencia.

La organización está abierta a otras zonas francas, empresas privadas y agencias gubernamentales. Su dirección operativa está en Dubái, enclave comercial que conecta Oriente y Occidente, con gran experiencia en zonas francas. La sede se ubica en otra ciudad destacada del comercio internacional, Ginebra, donde también tiene su base la OMC.

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona es una entidad creada en 1916 por el Gobierno, el Ayuntamiento de Barcelona y los estamentos económicos de la sociedad civil catalana con el objetivo de colaborar en la generación de actividad comercial logística y económica. El delegado especial del Estado en el CZFB, Jordi Cornet, destaca la intención de la institución que dirige en «contribuir al protagonismo de Barcelona como enclave del comercio internacional y destino de inversiones extranjeras».