Cataluña - Disfruta

Pablo Heras-Casado lleva al Palau la magia de Monteverdi

El director granadino regresa a Barcelona al frente de del Balthasar Neumann Chor & Ensemble

Pablo Casado, durante una entrevista reciente
Pablo Casado, durante una entrevista reciente - ISABEL PERMUY
PABLO MELÉNDEZ-HADDAD Barcelona - Actualizado: Guardado en: Actualidad Disfruta

De la mano de la «Selva morale e espirituale», uno de los testamentos artísticos de Claudio Monteverdi, el destacado director granadino Pablo Heras-Casado vuelve este jueves al Palau de la Música Catalana, esta vez al mando del Balthasar Neumann Chor & Ensemble. La actuación se enmarca en las actividades que celebran el Año Monteverdi que conmemora el 450º aniversario del nacimiento del músico italiano. «Se trata de uno de mis compositores favoritos, de un revolucionario en su tiempo», afirma el director español de gran proyección internacional.

Después de dirigir en el Teatro Real de Madrid «El Holandés errante» de Wagner, Heras-Casado regresa a un Monteverdi maduro que decide editar lo mejor de su producción religiosa. Formada por unas cuarenta obras de distinto origen y formato (una misa, fragmentos de otras tantas, motetes, himnos, salmos y madrigales morales), es un resumen de lo que el compositor consideró como lo mejor de su trabajo para la basílica de San Marcos de Venecia entre 1613 y 1643.

Para el joven maestro, esta colección «posee innumerables atractivos y sorprende que sea tan poco conocida. Es como un testamento para la posteridad. Para Monteverdi, esto era lo mejor de lo suyo. Es verdad que no es unitaria, muy heterogénea y no tiene ni orden ni unidad, pero es también una gran enciclopedia de su música religiosa». ¿Y cómo se llega a Monteverdi después de dirigir grandes orquestas sinfónicas y óperas? Para el director, este es un viaje de regreso. «Esta colección fue un referente cuando yo accedí a la música monteverdiana. Comencé mi carrera desde la voz y como cantante en el mundo coral; a partir de ahí comencé a dirigir y lo primero que fascinó fue el repertorio de los siglos XVI y XVII, como los responsorios de Tomás Luis de Victoria. Pero cuando conocí a Monteverdi y lo que él hacía en Venecia me quedó claro que se trataba de un genio, ya que lo suyo era lo mejor de su época: se saltaba las reglas establecidas y con unos medios muy limitados –hay que situarse en ese momento– hacía cosas totalmente nuevas. Era un revolucionario y me fascinó. Nunca pude hacer este proyecto en mis comienzos y ahora, 20 años después, vuelvo a él con entusiasmo. Para mí Monteverdi es uno de los cinco grandes de la historia de la música,ya que es el primero que consigue recursos de color en la orquestación y los especifica. Y pone toda su música en el contexto artístico y arquitectónico del momento. Su obra, más allá de “L’Orfeo” –hoy considerada como la primera ópera de la historia– refleja la modernidad de su tiempo». Con este proyecto, dividido en dos etapas y con sendas selecciones de la «Selva», Pablo Heras-Casado se paseará junto al Balthasar Neumann Chor & Ensemble por varias ciudades europeas.

Toda la actualidad en portada

comentarios