La alcaldesa, hoy, durante un acto
La alcaldesa, hoy, durante un acto - EFE

La oposición critica el enésimo alineamiento de Colau con el independentismo

La alcaldesa encabezará próximamente una recepción institucional a los familiares de los cuatro «presos políticos»

BARCELONAActualizado:

La próxima celebración de un acto institucional en el Ayuntamiento de Barcelona liderado por Ada Colau de apoyo a los familiares de los políticos encarcelados por el proceso soberanista, que se ha aprobado esta mañana en una comisión municipal, ha vuelto a poner sobre la mesa el acercamiento de la acaldesa con el independentismo y, una vez más, ha despertado las críticas entre los grupos de la oposición contrarios al proceso.

"Con su entrega a la causa independentista, Colau sigue dañando la imagen de Barcelona", ha asegurado la líder de Ciudadanos en Barcelona, Carina Mejías. La concejal ha denunciado que la declaración institucional "es una medida de presión a los jueces que rompe el principio de separación de poderes" y que supone una "injerencia intolerable en el ámbito de la justicia y de las decisiones judiciales".

La concejal de Cs ha recordado que una declaración institucional "no puede ser un instrumento político" para posicionarse sobre temas en los que "el consistorio no tiene ninguna competencia" sino que debe "representar a todos los barceloneses". Según Mejías, la declaración institucional es "una muestra más de cómo se entrega a la causa del procés".

El presidente del PP en Barcelona, Alberto Fernández, ha criticado que la alcaldesa ponga el Ayuntamiento "al servicio del independentismo". "Colau se convierte en el 'alter ego' del independentismo y en su cooperadora necesaria, que ignora el pluralismo de administraciones como el Ayuntamiento de Barcelona", ha asegurado el líder popular en un comunicado.

Además, Fernández ha recordado que "Colau ya tuvo que rectificar en la última campaña electoral del 21-D, al no mantener la neutralidad del Ayuntamiento de Barcelona, primero con las pancartas sobre los 'políticos presos' y después con la iluminación amarilla en fuentes y edificios".