Los concentrados, esta noche en la plaza de Francesc Macià - INÉS BAUCELLS

Operación limpieza en Barcelona contra los lazos amarillos

«Todo el mundo puede reivindicarse, pero no ensuciar», reclaman los manifestantes, que han gritado cánticos en favor de Tabarnia

BARCELONAActualizado:

Varios grupos de personas antiidependentistas se reunieron ayer en Barcelona para retirar de la vía pública de la capital catalana lazos amarillos, carteles y otros símbolos de apoyo al movimiento independentista. Los grupos, que se autodenominan «brigadas de limpieza», habían hecho acciones similares pero a menor escala y se quisieron organizar ayer para hacer una «batida» más coordinada.

Cúter en mano y con bolsas de la basura para ir acumulando los lazos amarillos, algunos grupos de seis o siete personas se han dejado ver por calles como Travessera de Gràcia o Aribau. Algunos de ellos han coreado cánticos como «¡Sí, sí, sí! ¡Tabarnia ya está aquí!» mientras buscaban material a retirar en la vía pública, material que había sido puesto poco antes por grupos independentistas.

Un portavoz de los grupos, Jaime Vizern, afirmó a Efe que «todo el mundo puede reivindicarse, pero no ensuciar», y señaló que el objetivo inicial de la marcha era «hacer acto de presencia» ante la manifestación independentista y no retirar los lazos inmediatamente después de la marcha.

Convocatoria de los GDR

La jornada de ayer, de hecho, tenía dos convocatorias relacionadas con el proceso soberanista en la zona alta de Barcelona: una sobre las 19 horas, justo cuando los Comités de Defensa de la República (CDR) habían preparado una cita para teñir de amarillo las calles de la ciudad, y otra a las 22 horas, que convocaron los Grupos de Defensa y Resistencia (GDR), contrarios a la independencia de Cataluña. Ambas citas fueron contraprogramadas con actos de grupos de ideología contraria.

La primera convocatoria de los independentistas llenó temporalmente de amarillo algunas calles. Los manifestantes, con ropa y complementos amarillos y muchas pancartas de homenaje a los líderes políticos encarcelados, quedaron ante la consejería de Enseñanza para llenarla de lazos. Poco después de haberlo conseguido, grupos de unionistas los retiraron. Y así se ha ido sucediendo en varios puntos del distrito.

Posteriormente, a las 22 horas, la plaza de Francesc Macià se convirtió en el centro de la convocatoria. Allí se reunieron un centenar de manifestantes españolistas y, paralelamente, dos grupos menores de colectivos independentistas. Ambas concentraciones transcurrieron sin grandes problemas, eso sí, con un cordón policial entre ellos para evitar las confrontaciones entre ellos.

Los convocantes para «limpiar» la ciudad de lazos amarillos, que iban con «barretinas» y petos fluorescentes en los que ponía «Catalunya neta» (Cataluña limpia), formaban parte de una decena de grupos de diferentes puntos de Cataluña. Uno de sus portavoces lamentó que los compañeros que hicieron lo mismo a las 19 horas les quitaron la misión que tenían que hacer por la noche y, por ese motivo, optaron por realizar una concentración simbólica.

Allí mismo, y bajo la atenta mirada de decenas de vecinos que contemplaban la concentración desde sus balcones, se oyeron los cánticos de «Volem votar Tabarnia ja!» (Queremos votar a Tabarnia ya),«Se nota, se siente, Tabarnia está presente» o «No somos fachas, somos españoles».

Decenas de furgones de los Mossos se repartieron por la zona para intentar evitar que entre ambos grupos se produjeran altercados.