Mejías, durante un pleno en el Ayuntamiento de Barcelona
Mejías, durante un pleno en el Ayuntamiento de Barcelona - INÉS BAUCELLS

Mejías denuncia la «reiterada desconsideración y el manifiesto desinterés» de Pisarello

La edil de Cs espera que la tensión con el número dos de Colau sirva como «toque de atención» y el teniente de alcalde pide un esfuerzo para evitar la «crispación innecesaria»

BARCELONAActualizado:

Horas después del tenso momento vivido en una comisión en el Ayuntamiento de Barcelona entre la líder municipal de Ciudadanos, Carina Mejías, y el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, la edil de la formación naranja ha denunciado la "reiterada desconsideración hacia los grupos de la oposición y el manifiesto desinterés por los asuntos que se tratan en las comisiones" del número dos de Ada Colau.

Mejías, que ayer por la noche acabó abandonando una comisión después de que Pisarello perdiera el hilo de la sesión que ella preside, ha pedido disculpas a los miembros de la comisión por si estuvo "excesiva" y ha puesto sobre la mesa el desinterés de Pisarello por la comisión.

Así, ha recordado, por ejemplo, que ayer llegó a la sesión dos horas después de que ésta se hubiera iniciado (algo que Mejías asegura que ocurre a menudo) y que durante las comisiones constantemente el primer teniente cede la palabra a otros técnicos municipales cuando él es el que debería responder a cuestiones de su incumbencia.

"Quien está en el gobierno tiene una doble responsabilidad: gobernar y rendir cuentas ante los grupos de la oposición", ha recordado Mejías, que ha lamentado que el ninguneo de Pisarello viene de lejos. Así, ha incidido en su "reiterada desconsideración hacia los grupos de la oposición, manifiesto desinterés por los miembros y asuntos que se tratan en la comisión, constantes faltas de respeto, y muy especialmente una desconsideración a la presidenta". Sobre este último punto, ha añadido que cree que "hay un componente machista del teniente de alcalde por mi condición de mujer".

Mejías, que ha reconocido que no ha hablado con Pisarello desde ayer, asegura que seguirá con la "misma relación y esperando el mismo respeto" que antes del desencuentro de ayer, que espera que sirva como "un toque de atención para recuperar la dignidad de esta institución".

Pisarello: «No es la primera vez que pasa»

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, también ha valorado el incidente y ha considerado que tuvo una reacción desproporcionada y que "no es la primera vez que pasa". Además, ha comentado que "banalizamos" el machismo si reducimos cualquier discrepancia política a estos términos.

Sin embargo, igual que Mejías, ha tenido un tono conciliador y ha hecho una apelación al diálogo y a hacer un esfuerzo para que la discrepancia política no se traduzca en una "crispación innecesaria" porque no es bueno para nadie, ni para el "prestigio de nuestras instituciones".