La policía esperará a que se resuelva el proceso judicial para decidir si lo inhabilita
La policía esperará a que se resuelva el proceso judicial para decidir si lo inhabilita - MOSSOS
BARCELONA

Mantienen en los Mossos al agente acusado de grabar a 17 compañeras mientras se cambiaban

La fiscal, que pide cuatro años de cárcel para el agente, sostiene que éste escondió una cámara en una bolsa de deporte de los vestuarios de una comisaría de Badalona

bBARCELONAActualizado:

Los Mossos d'Esquadra no han suspendido de empleo y sueldo al agente acusado de haber grabado a 17 compañeras policías en ropa interior con una cámara oculta en los vestuarios de una comisaría de Badalona (Barcelona). Según Ep, la policía catalana se ha limitado a decir que antes de tomar medidas internas debe resolverse el proceso judicial en el que el policía está inmerso.

A la espera de que se celebre el juicio, la fiscal ha pedido para el agente un total de cuatro años de cárcel por 17 supuestos delitos de descubrimiento y revelación de secretos, por los que la representante del Ministerio Público también reclama que deba indemnizar con 10.000 euros a cada víctima.

Los hechos sucedieron entre diciembre de 2014 y el 19 de julio de 2015 en unas dependencias de los Mossos en Badalona. Allí, el acusado -que trabajaba en la unidad de investigación de Barcelona- supuestamente colocó en los bancos del vestuario femenino un dispositivo de grabación "oculto en una bolsa de deporte".

El agente presuntamente grabó las imágenes de 17 compañeras mientras se cambiaban de ropa, pudiendo observarse en las imágenes a las agentes en ropa interior y mostrando diversas partes de su cuerpo, siempre según la versión de la Fiscalía.

La tarjeta de memoria de la cámara intervenida contenía 45 imágenes del vestuario y, en 18 de ellas, aparecían imágenes de las agentes en ropa interior, según el escrito de acusación del Ministerio Público previo al juicio.

Disco duro con más imágenes

En el registro de su domicilio se intervino también un disco duro de su ordenador que contenía un archivo de vídeo filmado con un teléfono móvil, con imágenes de diversas agentes de los Mossos mientras se cambiaban de ropa en el mismo vestuario.

Además de la pena de cárcel y la indemnización, la fiscal reclama que el acusado pague una multa de algo más de 11.500 euros y que sea inhabilitado para ejercer como mosso d'Esquadra durante el tiempo de la condena.