El exconsejero Puig, ayer en Bruselas
El exconsejero Puig, ayer en Bruselas - EFE

El Gobierno cesará a la directora de la Generalitat que permitió el acto con el exconsejero Puig

El prófugo participó este miércoles en un acto en la delegación del gobierno catalán en Bruselas, que depende ahora del Ejecutivo central

BARCELONAActualizado:

El Consejo de Ministros aprobará mañana el cese de la directora general de Relaciones Exteriores de la Generalitat, Marina Borrell, después de que el pasado miércoles por la tarde el exconsejero cesado de Cultura y prófugo de la justicia, Lluís Puig, participara en un acto en la delegación del Govern en Bruselas.

Puig estuvo en un acto en bruselas en el que se presentó el libro "Llibertat insubornable", sobre la biografía del escritor catalán Manuel de Pedrolo. La oficina de la Generalitat en Bruselas, la única delegación catalana en el exterior que el Gobierno mantiene abierta tras la aplicación del 155, no comunicó la celebración del acto a pesar de que ahora mismo está sujeta al Gobierno por este mismo artículo.

Fuentes del Ejecutivo han confirmado a Efe el cese de Borrell, así como el de Agustí Colomines, director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, ambas decisiones tomadas por el Gobierno en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Durante un acto, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, ha considerado hoy que la intervención de Puig en la presentación de un libro en la sede oficial de la Generalitat en Bruselas "fue un incidente desagradable" por el que el Ejecutivo tomaría medidas en la reunión del Consejo de Ministros de este viernes.

Nada más conocer la participación de Puig en el acto de Bruselas, el Gobierno anunció que tomaría las "medidas oportunas" y que su intervención tendría "consecuencias inmediatas".

«Ningún acto político»

El Ministerio de Exteriores -de quien depende la Consejería de Exteriores de la Generalitat, en aplicación del artículo 155- había dado "instrucciones precisas de que no se organizara ningún tipo de acto político" en la oficina de Cataluña en Bruselas.

El otro cese que, según las fuentes, acordará mañana el Ejecutivo es el de Agustí Colomines, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Barcelona, que era desde febrero de 2016 director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña.

En los últimos tiempos ha sido protagonista de varias polémicas por sus comentarios en Twitter. "Estamos en guerra", escribió hace unos días en esta red social, en la que instaba a tomar la iniciativa en lugar de lamerse las heridas.