El operativo policial contra el referéndum independentista del 1 de octubre
El operativo policial contra el referéndum independentista del 1 de octubre - ABC

La Fiscalía denuncia a un juez que llamó «terroristas uniformados» a los policías del 1-O

Le acusa de un delito de injurias graves a los cuerpos de seguridad, que podría acarrear una pena de multa

BARCELONAActualizado:

Lo escribió en un foro «online» de magistrados tras las cargas policiales del operativo contra el referéndum. El juez Federico Vidal se desató en las redes: «¿Nadie tiene nada que decir sobre terrorismo policial, que sí sufrimos en Cataluña? ¿Ni sobre los 890 heridos que han provocado los terroristas uniformados? ¿Ni sobre los 2,3 millones de personas que se han visto coaccionadas, insultadas y despreciadas por querer votar?".

Ahora, la Fiscalía ha tomado cartas en el asunto. Ha presentado una denuncia contra Vidal, titular del juzgado contencioso-adminitrativo número 17 de Barcelona. Le acusa de un delito de injurias graves a los cuerpos y fuerzas de seguridad por estos comentarios contra el operativo de la Guardia Civil y la Policía Nacional del 1 de octubre.

La denuncia, por reparto, ha recaído sobre la mesa del titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer. Casualmente, el mismo magistrado que se encarga de la investigación de los preparativos de la consulta independentista del 1-O. De momento, este juez todavía no se ha pronunciado sobre si es competente para investigar el caso o si decide admitirla o no a trámite.

Esta denuncia de la Fiscalía, por un delito de injurias graves que podría acarrear penas de multa, no es el primer movimiento contra el juez Federico Vidal. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya le sancionó por una falta grave de consideración respecto a instituciones y funcionarios de la policía judicial, ya que envió sus comentarios a través del correo electrónico oficial proporcionado por el órgano de gobierno de los jueces.

Luego, el CGPJ denunció al juez ante la Fisalía de Barcelona, que ahora ha presentado su denuncia. Lo ha hecho sin practicar ninguna diligencia de investigación ya que «tanto el hecho como la persona responsable del mismo se halla delimitado e identificada respectivamente a raíz de la documentación», según ha informado Efe.