La alcaldesa de Barcelona Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau - EFE

Ciudadanos, sobre las subvenciones a afines de Colau: «Es una manera de pagar favores»

La líder de la formación naranja en Barcelona Carina Mejías acusa a la alcaldesa de hacer algo propio de «la vieja política clientelar»

El gobierno municipal se defiende y señala que las ayudas a entidades como «Ingenieros sin fronteras» se debe a su compromiso con derechos como el acceso a la vivienda

BARCELONAActualizado:

La política de subvenciones del Gobierno de Ada Colau a entidades afines ha abierto una guerra en el Ayuntamiento de Barcelona. Este miércoles, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha asegurado que el incremento de ayudas a entidades afines a la alcaldesa de «Barcelona en Comú» es «una manera de pagar favores a quienes la llevaron a la alcaldía».

En una rueda de prensa celebrada este mediodía, la dirigente de la formación naranja ha acusado a la alcaldesa de hacer algo propio de «la vieja política clientelar», que es pagar a los «amigos, familiares y conocidos». «La finalidad es que se genere un círculo vicioso porque ellos, a su vez, a través de estas organizaciones alimentan estados de opinión que reivindican aquellas políticas afines a la política de Colau con la finalidad de que ella luego pueda ejecutar sus acciones de gobierno», ha opinado la regidora de Ciudadanos. Según Mejías, el aumento en las subvenciones -avanzado por este diario- significa «el pago y el riego con dinero público a amigos, familiares y conocidos».

Colau se excusa

Por su parte, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha atribuido el aumento de estas polémicas subvenciones a entidades afines a la alcaldesa a que su prioridad es «el derecho a la vivienda». Fuentes municipales se han apresurado hoy a asegurar que el consistorio tiene como una de sus prioridades el derecho a la vivienda y a los consumos y que, por ello, en 2015 aprobó una medida de gobierno que quería «mejorar la coordinación de los servicios de apoyo que existen en Barcelona en materia de vivienda y desahucios».

La medida también pretendía «mejorar el intercambio de conocimientos sobre las actuaciones de todos los actores implicados», con el objetivo de «evitar duplicidades y ser más eficientes en la atención a las personas afectadas». Según las mismas fuentes, citadas por Efe, la medida ampliaba convenios ya existentes durante el anterior mandato pero dotándolos de más presupuesto y ampliando su radio de actuación. Casualmente, estas nuevas partidas han acabado engordando las cuentas de entidades sociales vinculadas, en mayor o menor medida, con el entorno y el pasado como activista de la alcaldesa Ada Colau.