El consistorio pretende así ofrecer soluciones más rápidas y eficaces en materia de vivienda
El consistorio pretende así ofrecer soluciones más rápidas y eficaces en materia de vivienda - INÉS BAUCELLS

Barcelona hará vivienda social con módulos prefabricados

El consistorio, que hará una prueba piloto a finales de año con este sistema de vivienda pública, defiende que el modelo permite más rapidez y flexibilidad

BARCELONAActualizado:

Nueva metodología para disponer de pisos asequibles. El Ayuntamiento de Barcelona instalará viviendas sociales prefabricadas de manera industrial en solares de propiedad municipal que estén sin uso ni destino definido. La iniciativa, bautizada como "A prop" y que arrancará como prueba piloto a finales de año, se plantea como una alternativa flexible y rápida para resolver problemas de vivienda.

Según ha informado a Efe la segunda teniente de alcalde y directora del Área de Derechos Sociales, Laia Ortiz, el proyecto está pensado para conseguir "ampliar el parque público de alquiler de viviendas en el conjunto de la ciudad mediante un método industrial que permitirá una mayor flexibilidad y rapidez en el proceso de construcción".

El departamento de Innovación del Área de Derechos Dociales de Barcelona lleva un año trabajando en este proyecto para facilitar el acceso a la vivienda a los ciudadanos de Barcelona. Para conocer mejor este planteamiento, se han visitado ciudades pioneras en esta metodología como Amsterdam o Colonia.

"Una vivienda industrial permite hacer un proceso previo de diseño en función de donde tiene que ir situada y de cuál es su entorno y a partir de aquí se construye y luego solo hace falta colocarlo en la ubicación", ha explicado Ortiz.

"Las nuevas tecnologías permiten hacer en un taller y en unas condiciones de mayor seguridad y calidad una parte del trabajo que se hacía 'in situ'", explica el director general del Instituto de Tecnología de la Construcción (ITeC), Francisco Diéguez. En este sentido, los expertos destacan que con esta metodología se ahorran considerablemente los plazos: por ejemplo, se pueden constrir varios pisos a la vez y su montaje final es rápido y sencillo.

En espacios en desuso

El Ayuntamiento ha querido aprovechar espacios "que estaban en desuso" para construir edificios industriales y han trabajado con el Instituto de Tecnología y Edificación para darle así un "plus de garantía de calidad en todo el proceso de producción". Estas viviendas irán destinadas, mayormente, al conjunto de ciudadanos que están en el registro de solicitantes de alquiler social de la ciudad de Barcelona.

"Hay leyes que han dificultado los tiempos de construcción, ya que ahora pueden pasar entre 5 y 6 años para poder ver un edificio construido y en este caso podríamos conseguir tener estos alojamientos en 9 meses contando el proceso de licitación y también el de construcción", ha comentado Ortiz.

Se prevé construir "tanto edificios como casas" que encajen en su entorno y se estima que a finales de año se podrá tener una prueba piloto. En principio, mañana miércoles la propia alcaldesa, Ada Colau, desgranará los detalles de este proyecto innovador. El PSC se mostró en contra porque a su criterio «guetifica».