Varios miembros del proyecto, en la zona de la estación
Varios miembros del proyecto, en la zona de la estación - EFE

Barcelona estrena una estación submarina para controlar el estado de salud del mar

Biólogos y buzos voluntarios harán un seguimiento periódico de biomarcadores para testear la calidad ambiental y el estado de los hábitats

BARCELONAActualizado:

La primera estación submarina de observación del estado ecológico del mar en la zona de Barcelona ya está en marcha. La iniciativa, que ha sido impulsada por la Fundación Mar, permitirá hacer un diagnóstico permanente de las aguas del litoral barcelonés.

La estación está situada frente a la playa de la Mar Bella de la capital catalana y ocupa una área de entre 500 y 800 metros cuadrados, que está acordonada con varillas submarinas. Ahora, la previsión es que los biólogos y buzos voluntarios de la entidad hagan entre seis y ocho inmersiones a la estación durante este año, tanto de día como de noche.

Con sus prospecciones pueden ver la afectación por el fondeo de embarcaciones, la contaminación, la desaparición de especies sensibles o el impacto de la pesca profesional y recreativa. Con estos trabajos se prevé diagnosticar la calidad ambiental y el estado de los hábitats a partir del control de bioindicadores, elaborar un diagnóstico del estado y las tendencias a los cambios, activar protocolos de estudio para valorar el efecto del cambio climático y hacer inventario de las especies marinas que habitan en la costa de Barcelona.

El director de la Fundación Mar, Miquel Ventura, ha relatado que el objetivo es acabar consiguiendo «medidas correctoras para la mejora y la conservación» del patrimonio marino y aprovechó la ocasión para exigir a la administración pública más implicación para cuidarlo.

Esta estación se suma a las veintidós que tiene la Red Silmar distribuidas por todo el litoral catalán. El centro comercial Diagonal Mar ha participado con una inversión de 15.000 euros para poner en marcha la estación.