Colau, esta misma semana durante un acto en Barcelona
Colau, esta misma semana durante un acto en Barcelona - INÉS BAUCELLS

Barcelona se abre a eliminar la avenida Príncipe de Asturias

El PP pedirá hoy en un ruego al gobierno de Ada Colau que se descarte el cambio de nombre

BARCELONAActualizado:

El proceso formal de cambio no ha arrancado, pero la maquinaria para borrar del callejero de Barcelona la avenida Príncipe de Asturias ya está en marcha. El distrito de Gràcia acordó hace un mes iniciar los preparativos para arrancar un proceso participativo que aborde el cambio de nombre de esta avenida por el de Riera de Cassoles. Ante el más que posible desenlace de este rebautizo, el grupo municipal del PP exigirá hoy mismo al Ayuntamiento que la iniciativa se frene.

La petición de cambio llega de manos de la Plataforma Riera de Cassoles, que surgió a principios de 2016 tras ver que el gobierno de Ada Colau se abría a cambiar las menciones borbónicas de sus calles. Los vecinos abogan precisamente por recuperar esta denominación histórica con la que se conocía la vía durante los años 20 y resaltan del nuevo nombre que no determina posicionamientos ni homenajea a ningún personaje público.

Con la demanda muy presente, la ponencia del nomenclátor de Gràcia acordó en una reunión consultiva abrir el proceso participativo con los vecinos para buscar un consenso sobre el nuevo nombre. Según han explicado a ABC, en esa sesión quedó patente que PDECat vería bien el cambio y ERC y PSC están a favor de que se decida en una consulta. El PP fue la única formación presente en la cita que mostró su rechazo a la retirada del símbolo monárquico. Cs no acudió.

Desde el consistorio se preparan para enfocar este proceso participativo pero niegan que a día de hoy haya arrancado un procedimiento formal de cambio. Recuerdan que para ello hace falta una recogida de firmas, elevar la propuesta al distrito y, de ser aprovada, trasladarla al nomenclátor.

A comisión

Para intentar frenar esta medida, el PP llevará la cuestión a la comisión de Presidencia que se celebra esta misma mañana. La concejal Àngels Esteller pedirá que no se use la memoria histórica para cambiar el nombre de la avenida y que, en consecuencia, no se proceda a la modificiación.

De prosperar, este cambio seguirá a los polémicos rebautizos de plaza Joan Carles I por Cinc d’Oros, la plaza Llucmajor por plaza de la República o más recientemente, los jardines Príncipe de Gerona por los jardines del Baix Guinardó o la calle Secretari Coloma por calle Pau Alsina.