Cartel del evento censurado por el Ayuntamiento de Barcelona
Cartel del evento censurado por el Ayuntamiento de Barcelona - ABC

El Ayuntamiento de Barcelona censura un acto humorístico a favor de Tabarnia

Los organizadores denuncian que el centro cívico municipal les anuló «sin previo aviso, y sin ofrecer ninguna fecha ni ningún espacio alternativo» el evento convocado y contratado

BARCELONAActualizado:

El Centro Libre Arte y Cultura (CLAC) ha denunciado, este viernes, que el Ayuntamiento de Barcelona ha censurado un evento humorístico que tenía por objeto promocionar el movimiento contra el independentismo de Tabarnia, que lidera el dramaturgo y humorista Albert Boadella.

Según el grupo de cultura, la entidad tenía contratada una de las salas del Centro Cívico Casa Elizalde, en Barcelona y de titularidad municipal, para llevar a cabo un evento bajo el título «Help Tabarnia!» y que se iba a realizar el próximo 27 de febrero. Sin embargo, los responsables del centro cívico han anulado el acto.

«Los responsables del Centro Cívico Casa Elizalde “anularon” 11 días antes del acto la reserva del espacio que tenía hecha y pagada CLAC, sin previo aviso, y sin ofrecer ninguna fecha ni ningún espacio alternativo, sólo la devolución del importe de la tasa pública de alquiler del espacio ya pagada por CLAC», señalan desde CLAC en un comunicado.

En este sentido, la entidad cultural ha denunciado que «el dato objetivo es que esta “anulación” se produjo justo el día después que CLAC y otras entidades publicitaran en redes el contenido y el cartel de dicho acto» y esto «permitió a la sala conocer la implicación política del mismo».

No es la primera vez

En el evento iban a participar el dramaturgo Pau Guix y los periodistas Ramón de España y Pablo Planas junto con el portavoz del movimiento Plataforma por Tabarnia, el también periodista Jaume Vives. CLAC ha informado de que mantienen el evento, en el mismo día, aunque todavía no han confirmado el lugar que se llevará a cabo.

El Centro Cívico Casa Elizalde está gestionado, aun siendo público, por la empresa Ludic 3 SCCL (que gestiona varios centros cívicos en Barcelona). Estos «se escudaron», para justificar la anulación del acto, «en que todo era culpa de un error humano, pero la realidad es que cuatro semanas antes del evento, esos mismos responsables habían confirmado a CLAC la disponibilidad de la sala y CLAC hizo la reserva y abonó la correspondiente tasa pública», han lamentado en la entidad cultural.

En CLAC han recordado que no es la primera vez que un acto suyo no es acogido en centros cívicos de Barcelona, al conocer la naturaleza de los eventos que organiza, todos ligados al ámbito cultural. «Para este mismo acto se contactó también con el Centro Cívico de Sagrada Familia que, pese a hacer acuso de recibo de la solicitud, no ofrecieron fechas ni informaron de su disponibilidad, cosa que ya ha pasado en otras ocasiones con otros centros», han añadido desde la asociación.