MOVILIDAD

Aprobado el veto a los coches más contaminantes en días de alta polución en Barcelona

El Área Metropolitana de Barcelona ha dado el visto bueno al plan de medidas contra la contaminación atmosférica y empezará las restricciones este año

La velocidad variable en los accesos a Barcelona también se aplica en días de alta contaminación
La velocidad variable en los accesos a Barcelona también se aplica en días de alta contaminación - EFE

La restricción de la circulación de los vehículos más contaminantes en Barcelona ya está aprobada. El Consejo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha dado luz verde esta mañana el Programa metropolitano de medidas contra la contaminación atmosférica, un ambicioso plan que pretende destinar 46 millones de euros hasta 2019 para mejorar con 33 medidas la calidad del aire y que, entre otras medidas, prevé el veto de los coches más antiguos en episodios de alta contaminación.

Como ya se había avanzado, en materia de movilidad (que llega a causar hasta el 80% de la contaminación atmosférica con la emisión de partículas en suspensión y dióxido de nitrógeno) destaca la prohibición en días de alta polución, que a la práctica difícilmente se activará antes de otoño, que es la época en que suelen darse estos episodios en los que las condiciones meteorológicas no ayudan a dispersar estas partículas.

El veto afectará a los vehículos que no cuenten con el adhesivo ambiental que la Dirección General de Tráfico (DGT) está acabando de mandar a los vehículos para determinar su grado de emisiones, y que los coches más contaminantes ya ni reciben. Según la DGT, la medida afecta a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados antes de enero de 2000 o de motor diésel, en este caso matriculados antes de enero de 2006. Las restricciones se implantarán en las rondas de Barcelona y su perímetro interior.

La AMB además prevé que en 2020 estas prohibiciones se apliquen de manera permanente todos los días del año y que a partir de 2025 el veto afecte a los 36 municipios del Área Metropolitana. Medidas como estas ya se aplican en más de 220 capitales europeas, que han habilitado zonas de bajas emisiones.

Antoni Poveda, el vicepresidente de Movilidad del AMB, ha comentado que ahora "el protocolo se tiene que desplegar en consenso con la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona para desarrollar los aspectos jurídicos, los controles, las sanciones y los horarios de aplicación, algo que requerirá unos meses".

En esta misma línea, a partir de la primavera o verano también entrará en funcionamiento la Tarjeta Verde Metropolitana, un nuevo título de transporte gratuito durante tres años para aquellos ciudadanos que desguacen su vehículo contaminante y decidan no comprar otro nuevo.

Toda la actualidad en portada

comentarios