Exposición sobre el traslado de los papeles a Cataluña
Exposición sobre el traslado de los papeles a Cataluña - DAVID ARRANZ

El TSJC rechaza que la Generalitat deba devolver los «papeles de Salamanca»

Desestima un recurso presentado para que el Gobierno catalán retornase al Archivo General de la Guerra Civil los papeles que aún no habían sido restituidos a sus propietarios

BARCELONAActualizado:

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado la petición del investigador salmantino Policarpo Sánchez, presidente de la asociación Salvar el Archivo, para que la Generalitat devuelva al Archivo General de la Guerra Civil los «papeles de Salamanca» que aún no habían sido restituidos a sus propietarios.

En su sentencia, la Sección quinta de la sala de lo contencioso-administrativo del Alto Tribunal catalán desestima el recurso planteado contra la decisión adoptada en enero de 2014 por el entonces conseller de Cultura Ferran Mascarell, que se negó a devolver estos documentos, incautados durante la Guerra Civil y que fueron devueltos a partir de la Ley de restitución aprobada en 2005.

El demandante reclamó que la Generalitat devolviera todos los archivos que le habían sido transferidos que no habían sido incautados en Cataluña, que no pudieron ser retornados a sus legítimos titulares o sucesores, que fueron entregados a personas que no guardan relación con sus propietarios originales y que no fueron digitalizados en su integridad.

El TSJC ha desestimado esta demanda por cuestiones técnicas del ámbito jurídico, al entender que el recurso no encaja en la acción popular y que la petición se plantea ante la Generalitat, que carece de competencias para resolver, ya que fue el Ministerio de Cultura quien autorizó la salida de estos fondos documentales a través de órdenes dictadas entre 2006 y 2011. En su resolución, el TSJC impone al demandante el pago de las costas, por una cuantía de 1.500 euros.

La sentencia cuenta con un voto particular, en el que uno de los cinco magistrados de la sala, pese a compartir el fallo en su integridad, aporta nuevos argumentos, especialmente que un particular no puede autoatribuirse la competencia para fiscalizar procedimientos administrativos vinculados a la Ley de restitución a la Generalitat de los documentos incautados durante la Guerra Civil custodiados.

El departamento de Cultura ha mostrado su satisfacción por la sentencia, que califica de «muy positiva», al considerar que «pone de manifiesto que la actuación de la Generalitat ha sido en todo momento ajustada a la Ley» de restitución aprobada en 2005.