Agentes de los Mossos y de la Policía, antes de la reunión - INÉS BAUCELLS

Trapero no acude a la reunión de coordinación policial para el 1-O

El Ministerio del Interior rechaza convocar la Junta de Seguridad en Cataluña y fija una próxima reunión en la sede de los Mossos

Actualizado:

El director de Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, coronel Diego Pérez de los Cobos, ha transmitido en la primera reunión de coordinación del dispositivo para frenar el referéndum del 1 de octubre que el Ministerio del Interior rechaza convocar la Junta de Seguridad, han informado a Europa Press fuentes conocedoras del encuentro. También ha fijado que la próxima reunión se celebre en la sede de los Mossos d'Esquadra

Cumpliendo con la instrucción del fiscal jefe de Cataluña, Pérez de los Cobos ha citado por primera vez en la sede de la Delegación del Gobierno al responsable de la Guardia Civil en Cataluña, general Ángel Gozalo; al jefe superior de la Policía Nacional, el comisario Sebastián Trapote, y por parte de los Mossos d'Esquadra al mayor Josep Lluis Trapero, que ha delegado en Ferran López, responsable de Unidades Territoriales de este Cuerpo.

Ferran López es uno de los pesos pesados dentro de la policía catalana junto con Joan Carles Molinero, responsable de la coordinación central. El representante de los Mossos ha pedido que se convoque la Comisión de Coordinación Policial de Cataluña, órgano integrado en la Junta de Seguridad.

Desde Interior se ha defendido que se trata de unas actuaciones judicializadas y que es el fiscal el que ha optado por nombrar un director técnico en la figura de Pérez de los Cobos, por lo que el Departamento no puede poner en cuestión la instrucción del Ministerio Público.

Interior ha acogido satisfactoriamente que los Mossos hayan enviado a Ferrán López por tratarse de un mando con un «perfil más técnico y menos político», según han informado las citadas fuentes. El objetivo de las reuniones de coordinación, según ha recordado el coronel, es que se cumplan las órdenes de la autoridad judicial con la mayor normalidad posible y sin ningún tipo de perjuicio para los ciudadanos.

En la reunión se ha analizado por separado cada uno de los dispositivos de seguridad de los tres Cuerpos policiales para intentar unir esfuerzos y reducir los riesgos en la coordinación. También se ha abordado la aportación que el Ministerio del Interior propone a los Mossos para ayudar a este Cuerpo en materia de efectivos y medios materiales.

El director técnico al que el fiscal ha encomendado la coordinación ha propuesto que las sedes de las reuniones sean rotatorias, por lo que la siguiente será en dependencias de los Mossos d'Esquadra.

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha enviado a Ferran López, comisario superior de coordinación territorial del cuerpo, a la reunión de mandos policiales que ya ha empezado en la Delegación del Gobierno convocada por Diego Pérez de los Cobos, director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Media hora de reunión

La reunión ha comenzado a las 18.00 horas de este lunes en la Delegación del Gobierno en Cataluña, donde se le ha habilitado un despacho a Pérez de los Cobos. Este coronel es director de Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad y, por tanto, alto cargo del Departamento que dirige Juan Ignacio Zoido.

Los mandos de los cuerpos policiales están citados de nuevo este martes aunque, en esta ocasión, en la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña. Aquí fue donde el fiscal jefe, José María Romero de Tejada, les comunicó el sábado la instrucción 4/2017 que el Govern criticó por la "injerencia" estatal. Horas después la policía autonómica informó de que acataría la orden, negando que se tratara de una intervención de facto de la policía autonómica.

El 12 de septiembre, tras la aprobación en el Parlament de las conocidas como 'leyes de desconexión', el fiscal superior de Cataluña trasladó personalmente la primera de las instrucciones del Ministerio Público (la 2/2017, de 8 de septiembre) para que todos los cuerpos requisaran urnas, sobres, manuales para las mesas y material informático susceptible de ser usado para el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

A esa primera reunión, de una media hora de duración, asistieron el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero Álvarez; el general de División de la Guardia Civil y jefe de la comandancia de Cataluña, Ángel Gozalo Martín, y el jefe superior de Policía en la comunidad autónoma, el comisario Sebastián Trapote.

«Sin perder competencias»

Los Mossos d'Esquadra han alegado ante la Fiscalía que ya están investigando los preparativos del 1-O y disponen de "un plan de actuación" para cumplir la orden del ministerio público de impedir la celebración del referéndum, por lo que creen injustificado que se les aparte de la coordinación.

Así lo afirma el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, en un escrito al que ha tenido acceso Efe, remitido al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, en el que lamentan que haya dejado la coordinación del dispositivo del 1-O en manos de un mando de la Secretaría de Estado porque ello, asegura, "afecta la profesionalidad y el prestigio" de los Mossos.

Trapero ha enviado hoy al comisario Ferran López, número dos de los Mossos d'Esquadra, a la reunión que el director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, ha convocado esta tarde en la Delegación del Gobierno en Cataluña.

En esa reunión, el comisario ha explicado que los Mossos d'Esquadra han enviado un escrito al fiscal superior para solicitarle que la coordinación del dispositivo del 1-O se lleve a cabo a través de la Comisión de Coordinación Policial de Cataluña, que depende de la Junta de Seguridad, presidida por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

En su escrito remitido a la Fiscalía, Trapero argumenta que la medida adoptada por la Fiscalía "afecta a la profesionalidad y prestigio" de los Mossos, "respecto a lo que ha sido y es su dedicación y compromiso en el ejercicio de sus funciones de policía judicial, seguridad ciudadana y orden público, competencias que desarrolla con el más absoluto rigor, respeto y lealtad al ordenamiento jurídico".

"Al mismo tiempo puede entrar en colisión con las competencias atribuidas a este cuerpo y con los mecanismos legalmente establecidos para resolver las incidencias que se produzcan en la coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado", añade el escrito.