Los Mossos detuvieron al hombre ayer por la noche - ABC
VIOLENCIA DE GÉNERO

Un hombre con una orden de alejamiento mata a su expareja en Santa Perpètua de la Mogoda

El agresor, que se entregó a la policía y está detenido, acuchilló en plena calle a la mujer, de 34 años y que tenía dos hijos

BARCELONAActualizado:

Una mujer de 34 años murió ayer por la noche en Santa Perpetua de Mogoda (Barcleona) asesinada por su expareja, en el que sería el segundo caso de violencia de género en Cataluña en lo que va de año. El hombre, que ha sido detenido, tenía un orden de alejamiento de su pareja dede el pasado noviembre.

Los hechos sucedieron ayer por la noche, cuando el hombre, de 54 años, asesinó a cuchilladas en plena calle a la mujer, que era madre de dos hijos. Un transeúnte alertó al teléfono de emergencias 112 sobre las 23.45 horas para avisar de que se había encontrado con un cadáver en la zona de la avenida de Barcelona con heridas de arma blanca.

Poco después el hombre acudió con un familiar a una comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Sabadell para confesar los hechos y entregarse a la policía.

Los Mossos detuvieron entonces al hombre, que fue hospitalizado bajo custodia policial porque sufría una crisis de ansiedad, como presunto autor de un delito de homicidio.

El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell ha abierto diligencias sobre el caso. De momento, lo ha asumido en funciones de guardia aunque está previsto que se inhiba a favor del Juzgado de violencia sobre la mujer de Sabadell cuando reciba el informe de la autopsia, según ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El Ayuntamiento de Santa Perpètua de Mogoda ha convocado un minuto de silencio este mediodía para expresar su repulsa por este nuevo caso de violencia machista y a las 20.00 horas de hoy se celebrará una concentración ciudadana, también a las puertas del consistorio.

Orden de alejamiento vigente

Según ha confirmado el consejero catalán de Interior, Jordi Jané, la víctima había denunciado a su expareja con anterioridad y él tenía una orden de alejamiento vigente desde noviembre de 2016, cuando un juzgado de violencia doméstica decretó que él no se podía acercar a menos de 500 metros de ella. Hace poco, el 14 de enero el juez dictó ampliar la distancia a un kilómetro a raíz de una nueva denuncia de ella.

La fallecida es la segunda víctima de la violencia machista en lo que va de año en Cataluña (el primer caso ocurrió el pasado 7 de febrero en Súria) y la decimotercera de España. Además, es la segunda mujer asesinada en España cuya pareja tenía una orden de alejamiento vigente.

Actuación «deficiente»

Por su parte, la Fiscal de Sala Delegada para la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, ha reconocido este miércoles que se prestó «una deficiente actuación y respuesta judicial» a la mujer asesinada por su pareja en Santa Perpètua (Barcelona), que tenía una orden de alejamiento por las denuncias previas de ella por maltrato.

«No hemos sabido valorar adecuadamente el riesgo que corría esa mujer a nivel judicial porque había habido inidicios, había denunciado dos veces, había pedido una orden de protección y se había acordado», ha señalado en en declaraciones a los medios antes de intervenir en la Subcomisión del Congreso para el estudio de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

En su opinión, «la segunda vez se debió reforzar la protección de esa mujer bien con la prisión, porque era una persona que ya tenía varias denuncias por amenazas, coacciones y maltrato, o establecer los mecanismos mecánicos que permiten detectar la presencia del agresor antes de que agreda a su víctima». Fue así una «deficiente actuación y respuesta» que según ha avanzado, se analizará cuando haya más datos disponibles.